Mercados españoles cerrados

3 cosas que debes saber antes de fijar el precio de venta de tu piso

Fijar el precio de venta para vender una vivienda. Foto: Pixabay

Por el valor sentimental que tiene para nosotros solemos pensar que nuestra casa es invaluable. Pero cuando tomamos la decisión de venderla, la primera pregunta que nos viene a la cabeza es ¿qué precio tiene mi piso? Para dar respuesta a este interrogante es habitual echar un vistazo a los portales inmobiliarios para saber a cuánto están vendiendo nuestros vecinos. También, si somos un poco más concienzudos, podemos solicitar una tasación a un profesional para que nos valore la vivienda. Sin embargo, antes de tomar una decisión tan importante, es conveniente que tengamos en cuenta algunas cosas.

1.  Los precios de los portales inmobiliarios suelen estar inflados

El ejercicio de echar un vistazo a los precios que tienen los pisos similares al nuestro en los portales inmobiliarios nos puede servir como una primera aproximación al mercado. Sin embargo, debemos tener en cuenta que, en España, la mayoría de los propietarios suelen sobrevalorar sus viviendas hasta en un 20%, según algunos expertos del sector.

Artículos relacionados:

Los precios que vemos en los portales inmobiliarios se corresponden con la oferta, pero no con los valores reales de compraventa. De hecho, según los datos de SIRA (Alianza Internacional de Bienes Raíces de España), en el país solo un 10% de los vendedores logra vender sus pisos al precio de salida. 

Es decir, la mayoría rebaja el precio y negocia con el comprador para lograr cerrar la venta. Por tanto, no nos conviene guiarnos solo por los valores de los portales para fijar el de nuestro inmueble, especialmente si nos urge vender el piso, porque podríamos tardar mucho tiempo en encontrar un interesado. No obstante, esta estrategia nos puede convenir si no tenemos prisa en finiquitar el asunto, ya que podemos fijar un precio de salida que se ajuste a nuestras expectativas y luego ir bajándolo.

2. Las tasaciones online y gratuitas ¡existen!

También debemos saber que podemos utilizar las múltiples herramientas de tasación que existen en Internet para valorar nuestro piso. La gran ventaja es que muchas de ellas son totalmente gratuitas y muy fáciles de usar

El funcionamiento de estas es bastante sencillo: para obtener una estimación del precio de nuestra casa basta con introducir los datos y características de la vivienda en la plataforma elegida. Acto seguido, podemos recibir en nuestro e-mail o ver en la pantalla una horquilla de precios aproximada y basada en el mercado. 

Algunas de ellas han sido desarrolladas por tasadoras homologadas, portales inmobiliarios o entidades bancarias que utilizan datos propios para hacer las valoraciones. Por este motivo, es recomendable hacer varias tasaciones y no dejarse guiar por una sola. Generalmente, los resultados que podemos obtener entre una compañía u otra pueden ser muy dispares, ya cada una utiliza criterios de medición muy diferentes.

No obstante, podemos comparar los precios que nos arroja cada una y definir así nuestros propios mínimos y máximos. De esta forma, podemos establecer un valor de acuerdo al tiempo que nos podamos permitir tardar en cerrar la venta. Por ejemplo, si nos urge vender, deberemos fijar un precio cercano al valor más bajo. Pero si no nos corre prisa, podemos tirar un poco al alza.

3. Una inmobiliaria nos puede tasar el piso y no tenemos que contratarla

Una vez que hemos ojeado los precios de los portales y hemos realizado suficientes valoraciones online podemos pedir la opinión de varias inmobiliarias de nuestra zona. Estas pueden visitar nuestro piso y tasarlo de forma totalmente gratuita. La conveniencia de esto es que, gracias al conocimiento que tienen del mercado y del barrio, nos pueden ayudar a afinar más la horquilla de precios que tenemos en mente.

Esto no significa que tengamos que contratar a una de estas agencias para vender nuestro piso. Aunque, evidentemente, su intención será captarnos como cliente, podemos pedir su criterio y utilizar la información que nos facilitan para decidir a qué precio vender la casa. Además, esto nos puede servir para valorar su oferta de servicios y sopesar si vale la pena o no contar con el apoyo de un profesional para ejecutar la venta.