Mercados españoles cerrados

18 consejos para ahorrar cientos de dólares en electricidad al año

Foto de Getty Images.

Por Angélica Segovia

Puedes ahorrar cientos de dólares en electricidad cada año con un mínimo de esfuerzo, mientras cuidas el ambiente.

Según Diane Atwood, periodista especializada en protección del ambiente, “casi la mitad de todas las emisiones de gases de efecto invernadero en EEUU provienen de la energía que utilizan los ciudadanos para alimentar sus casas y autos”.

Los beneficios de estos sencillos hábitos diarios no tardarán en verse. Solo asegúrate de involucrar a todos en casa en esta misión de proteger bolsillo y planeta.

18 consejos para ahorrar en electricidad:

• Baja la temperatura del calentador de agua de 60°C (140°F) a 49°C (120°F). Según el Departamento de Energía de los Estados Unidos, ahorrarás alrededor de $10 al mes.

• Apaga las luces. La iluminación representa el 20% de los costos de energía en la mayoría de los hogares.

• En verano, enfría tu hogar a 25°C (78°F) o más con el ventilador del termostato puesto en “auto” y si quieres ahorrar aún más y no tienes mascotas en casa, sube la temperatura del termostato a 27°C (82°F) o más cuando no esté en su hogar.

• En invierno, calienta tu hogar a 20°C (68°F) o menos con el ventilador del termostato puesto en “auto”. Si quieres ahorrar más, baja la temperatura del termostato a 18°C (65°F) o menos cuando vayas a dormir o cuando salgas de casa.

• Limpia o reemplaza el filtro del aire acondicionado según indique el fabricante, para que la unidad opere más eficientemente.

• Apaga los ventiladores si sales de la habitación. Un ventilador que funciona constantemente puede costar hasta $7 al mes, según el Departamento de Energía de los Estados Unidos.

• Si tienes piscina, limita el tiempo de funcionamiento de su bomba: seis horas al día en verano y cuatro horas al día en invierno

• Limpia el filtro de pelusas en su secadora antes de utilizarla para secar su ropa más rápido y ahorrar dinero.

• Usa la función del sensor automático de tu secadora para conservar energía al no secar su ropa de más.

La ducha es uno de los lugares de la casa en los que puedes ahorrar dinero si cambias algunas costumbres. Foto de Getty Images.

• Toma duchas más cortas. El estadounidense promedio toma una ducha de 7 minutos. ¡Si permaneces en la ducha por 20 minutos cada día, utilizarás 10.000 galones (3.800 litros) adicionales de agua cada año! Utilice un temporizador para ponerse en marcha.

• Reemplaza el cabezal de la ducha. Desde 1994 todos los cabezales de ducha vendidos usan 2,5 galones por minuto (gpm) o menos (unos 9,5 litros por minuto). Los modelos más eficientes utilizan entre 1 gpm  (3,8 lpm)  y 1.5 gpm (5.6 lpm). Si tienes un cabezal de ducha más antiguo (antes de 1994), tus ahorros en agua caliente cubrirán el costo de un nuevo cabezal de ducha dentro de un año. ¡Vale la pena!

• Deja más alto el césped. Si tu casa tiene, áreas verdes, recuerda que los tallos de sombrean el suelo y las raíces, reduciendo la evaporación del agua. Un césped alto necesita menos agua.

• Reemplaza las bombillas halógenas. Las bombillas halógenas utilizan 10 veces más electricidad que las bombillas LED y las lámparas halógenas permanentes están prohibidas debido a los peligros de incendio.

• Obtén una auditoría energética con tu proveedor de electricidad. Una auditoría de energía tomará unas pocas horas, harán la prueba de fugas de aire, fugas de conducto, y el flujo de aire adecuado alrededor de su calentador de agua y horno.

• Trata de lavar la ropa cuando menos demanda de energía hay. Se ha confirmado que si usas la lavadora antes de las 8 AM o después de las 8:00PM, el consumo eléctrico es menor.

• Cambia el filtro del horno. Un filtro de horno sucio bloquea el flujo de aire a través de su sistema de calefacción, haciendo que el equipo trabaje más. No tienen que ser filtros costosos, ¡las opciones baratas funcionan igual de bien!

• Lava en agua fría. Los detergentes modernos están formulados para eliminar la suciedad y los aceites en agua fría y son más suaves en los colores y las fibras. El lavado con agua fría ahorra energía y ayuda a que su ropa permanezca brillante y fresca.

• Desenchufa siempre que puedas. Muchos electrodomésticos más antiguos y pequeños extraen energía 24/7, pero después del 2008, los productos cambiaron y la carga “siempre encendida” es ahora menor. Pero sigue siendo importante desenchufar aquellos que no vayamos a usar (incluyendo cargadores de móvil) o usar regletas para apagar totalmente varios a la vez. Algunos aparatos, los que tienen transformadores, consumen electricidad sólo con estar enchufados.