Mercados españoles abiertos en 4 hrs 38 min

13 errores que Windows 10 tiene que solucionar ya mismo

Yahoo Finanzas International

Hasta Microsoft admite que Windows 10 fue desarrollado con demasiada prisa. El equipo comenzó a programarlo a principios de 2014 y apenas nueve meses después ya se había liberado la primera versión de prueba. Es importante que no olvidemos que el desastre que supuso Windows Vista tardó cinco años en fraguarse.

Así que esta es la situación ahora: ha pasado un mes desde su lanzamiento definitivo y Windows 10 todavía tiene un montón de errores. Los críticos nos advirtieron de ellos, los consumidores los identificaron y Microsoft no ha tenido más remedio que reconocerlo.

Para ser justos, cabe decir que ningún software está libre de errores. Todas las empresas que desarrollan software hacen una lista prioritaria con los errores más conocidos pero el apremio del lanzamiento les obliga a dejar algunos errores que serán corregidos más adelante.

Microsoft no es una excepción. La novedad de Windows 10 es que “se acabaron los tiempos del Service Pack”, tal y como me explicó uno de los encargados de su desarrollo. Microsoft ya no va a liberar actualizaciones anuales para fijar los errores. En su lugar, Windows funcionará en un modo de mejora continua. Se trata de una versión que será mejorada de forma constante. Microsoft pretende corregir los errores y añadir nuevas funciones liberando software de forma automática. De hecho, la empresa ya ha liberado varias actualizaciones de Windows 10.

Acabo de terminar de escribir un libro sobre Windows 10, después de sumergirme, función a función, por las más de 50 millones de líneas de código. En ese periplo, me topé con muchas aplicaciones que no funcionaban, tenían algún error o directamente no figuraban. Me quedé pensando que “alguien tenía que explicar esto, para que la gente no piense que el problema se debe a su dispositivo”.

Así que aquí tienes una lista con los errores más preocupantes que he encontrado. Escribo este artículo para descargarme y para puntuar el sistema operativo: tan pronto como Microsoft vaya arreglando estos errores, actualizaré la información para que estés al día.

Por cierto, todo esto no ha logrado que disminuya mi entusiasmo por Windows 10. Tal y como escribí en mi artículo de evaluación, Windows 10 resulta coherente, atractivo y fácil de usar. Además, ha sido un éxito: 75 millones de instalaciones el primer mes. Aunque esto responde a la ingenuidad de su diseño y al hecho de que, en rigor, es una actualización gratuita de Windows 7 u 8.1.

Mientras tanto, aquí tienes algunos de los errores que separan a Windows 10 de la perfección. Los he probado en tres dispositivos y he confirmado la mayoría con Microsoft. Además, no incluyo errores intermitentes como pueden ser cuelgues, bloqueos y ese tipo de cosas. La lista sólo incluye aplicaciones y funciones que deberían funcionar bien, y no lo hacen.

No ocurre nada al arrastrar elementos hacia el botón de Inicio

Si arrastras cualquier elemento al menú Inicio, aparece un mensaje que dice “Anclar al menú Inicio”. ¡Genial! ¡Qué forma tan sencilla de instalar un nuevo icono en el menú Inicio!

Pero cuando sueltas el botón del ratón, descubres que no ha cambiado nada en el menú. Simplemente no pasa nada.

¿Cuál es el problema?

Estado: Sin corregir.

No se puede ampliar el menú Inicio con el dedo

El error: Lo bueno del nuevo menú Inicio es que funciona igual de bien con el teclado que con el ratón o en modo táctil. A la izquierda, la típica lista del menú Inicio. A la derecha, los estilos de visualización de aplicaciones de Windows 8.

Puedes cambiar el tamaño e incluso eliminar la parte de la derecha, haciendo que ocupe más o menos espacio en la pantalla. Solo tienes que clicar y arrastrar el borde derecho.

A menos que tengas una pantalla táctil, claro. Lo arrastrarás con el dedo hasta que se te duerma y el menú Inicio nunca cambiará de tamaño.

Estado: Sin corregir.                                                                   

No se pueden añadir dos espacios después de escribir una frase 

Eso es, en la nueva aplicación de Configuración saltan a la vista rápidamente las nuevas opciones heredadas de los smartphones.

La primera pretende simplificar el tipeo en la pantalla táctil, aunque lo cierto es que resulta útil en cualquier lugar: si pulsas la barra espaciadora dos veces al finalizar una frase, se pondrán un punto y un espacio automáticamente, y la siguiente letra saldrá en mayúsculas.

También existe la opción “Reproducir sonidos mientras escribo”, que es bastante útil cuando se escribe con el teclado de la pantalla.

Ninguna de estas opciones ha sido activada por completo. Aunque las selecciones, no funcionan ni en los emails ni en muchas otras aplicaciones.

Estado: No corregido

La cuenta de invitado no funciona

Lo bueno de las cuentas de usuario, en cualquier tipo de dispositivo, es que permiten a cada persona iniciar sesión de forma personalizada a un entorno seguro y privado. No ves las cosas de los demás, y ellos no ven las tuyas.

La cuenta de invitado –bastante común en los ordenadores actuales– es ideal, por ejemplo, cuando recibes una visita en casa por unos días, ya que de esta forma te evitas tener que crear una cuenta completa.

En Windows 10, la cuenta de invitado está desactivada por defecto. Para activarla, escribe “lusrmgr.msc” en el cuadro de búsqueda. En los resultados, elige “lusrmgr.msc”. Aparecerá una ventana. Elige Usuarios (columna de la izquierda). Haz doble clic en Invitado (columna del medio). En el cuadro de texto que aparece, escribe un nombre (“Invitado” puede servir), desactiva “La cuenta está desactivada” y acepta los cambios.

Fácil, ahora en el menú Cuentas aparece listada la cuenta de invitado. Parece sencillo, ahora sólo queda iniciar sesión con ella, ¿no?

Pues no. Aunque elijas la cuenta de invitado, se inicia tu cuenta. Es imposible iniciar una sesión como invitado.

Estado: No corregido

El modo Acceso asignado no funciona

Igual que Window 8, Windows 10 ofrece un modo de bloqueo llamado “Acceso asignado”. Esto te permite convertir tu tableta o tu ordenador en un software que ejecuta sólo un programa que ocupa el largo y ancho de la pantalla. Desgraciadamente, únicamente funciona con las aplicaciones de la Tienda Windows –las compatibles con pantalla táctil– y no con aplicaciones tan utilizadas como iTunes, Photoshop y Quicken.

No puedes cambiar las aplicaciones, no puedes hacer cambios, no te puedes meter en líos. Está muy bien para la gente mayor o muy joven, o para lo que se conoce como quioscos multimedia (se configura en la pantalla Cuentas dentro de Configuración).

Sólo hay un problema: No inspira confianza. Cuando inicias sesión con dicha cuenta, la pantalla parpadea de forma extraña con manchas de color negro e incluso desajusta por un instante la posición del escritorio.

Peor aún, en las tabletas no se puede salir del modo quiosco. En la pantalla de ayuda de Microsoft dice que si presionas cinco veces el botón de Windows puedes salir de ese modo, pero no funciona. No te queda más remedio que reiniciar la tableta para salir del modo Acceso asignado.

Estado: No corregido

La opción “Crear un disco para restablecer la contraseña” no se abre

¿Qué ocurre si se te olvida tu contraseña para acceder a Windows 10? ¿Pierdes todos los archivos y configuraciones?

Bueno, no necesariamente, sobre todo si has tomado la precaución de crear un “disco para restablecer la contraseña”. Puede ser un CD o una memoria externa la que, cuando te falle la memoria, te permita crear una nueva contraseña.

Si la buscas, verás que esta aplicación parece estar presente.

Pero en cuanto intentes acceder, ¿qué crees que ocurre?

Nada. No se abre nada. La función “Crear un disco para restablecer la contraseña” está en el limbo, no existe.

Estado: No corregido

El cuadro de diálogo “Restaurar versiones anteriores” no se abre directamente

La función Versiones anteriores de Microsoft te permite volver a una versión previa del documento, lo cual es especialmente útil si algún colega modifica algo y no te gusta el resultado.

Para llegar hasta ahí, debes hacer clic derecho en el icono del documento y elegir “Restaurar versiones anteriores” (en la imagen a la izquierda) en el menú abreviado.

Desafortunadamente, cuando haces esto, se abre un cuadro de diálogo –no el que necesitas– llamado “Versiones anteriores”. Es un clic más, ¿pero qué sentido tiene añadir un comando al menú abreviado si éste no ofrece nada distinto de lo que ofrece el comando Propiedades estándar?

Estado: No corregido

Aplicación Contactos: “Obtener aplicaciones sociales” no funciona

La aplicación Contactos, agenda de Windows 10, me ha causado cierto desconcierto.

En Windows 8, hay una aplicación que combina la lista de contactos con las aplicaciones de Twitter-feed, donde se puede buscar mediante un número y ver las fuentes web de las redes sociales de la persona.

En Windows 10, Microsoft deja a la gente en paños menores. Ahora es estrictamente una aplicación de Contactos.

¿Es eso o no?

En las opciones de configuración, hay una que dice “Obtener aplicaciones sociales” (“Get social apps”), tal y como se muestra a continuación. Me pregunto qué hace esto.

Respuesta: nada. Abre la Tienda Windows, y aparece el sugerente mensaje a continuación:

Estado: No corregido

Los comandos “Cascada”, “Pila vertical”, y “En paralelo” están desajustados

Estos tres comandos a priori sirven para organizar las ventanas abiertas con un solo clic, de forma que queden ordenadas. Con la primera opción se colocan en cascada. La opción “pila vertical” se supone que coloca las ventanas de forma horizontal, una encima de la otra. Y “mostrar ventanas en paralelo” se supone que organiza las ventanas en tiras verticales (para ver esos comandos, haz clic en la barra de tareas).

Ocurre algo realmente feo en Windows 10; parece como si estuviese poseído por un espíritu desaliñado y desordenado. Windows mueve y cambia la disposición de las ventanas, pero los resultados y la prolijidad dejan mucho que desear. Es difícil decir exactamente qué ocurre, pero lo que está claro es que no hace lo que se supone que debería hacer.

He aquí lo que el comando para poner las ventanas en paralelo hace con algunas ventanas abiertas. ¡¿Pero qué es esto?!

Estado: No corregido (Microsoft dice que la nueva función para administrar las ventanas de Windows 10 es mucho mejor, y eso es cierto. Aunque en este caso, los comandos cascada, pila vertical y en paralelo deben desaparecer, y no sólo porque estén rotos y fallen como una escopeta de feria).

Hacer clic manteniendo pulsado el dedo en el reloj no funciona

En la mayor parte de Windows 10, el botón derecho del ratón es muy importante. Al hacer clic se abre un menú abreviado con muchas opciones importantes para todo tipo de cosas que se pueden ver en pantalla.

En el caso de las tabletas, no hay ratón, así que haces “clic derecho” presionando con el dedo durante un segundo.

Excepto si lo haces con el reloj situado en la esquina inferior derecha de la pantalla. Si haces clic en el botón derecho sobre él, aparece un menú abreviado con la opción cambiar fecha y hora.

Pero si dejas presionado un rato con el dedo, no aparece dicho menú. Aparece el calendario con el mes actual, el mismo que se ve si haces clic izquierdo.

Estado: No corregido

El mosaico del menú Inicio para acceder al correo electrónico no funciona

En el menú Inicio, donde aparecen los mosaicos de aplicaciones, entre ellas el mosaico para acceder al correo, se supone que indica cuántos mensajes nuevos hay sin leer y muestra el asunto de cada uno. Por ahora, sólo muestra el asunto a veces y nunca el número de mensajes.

Estado: No corregido

El menú Inicio está limitado a 512 elementos

Más de un usuario avanzado ha descubierto que esta nueva lista “con todas las aplicaciones” tiene un límite no modificable de 512 entradas. Si necesitas más espacio –piensa que sólo el kit Adobe Creative Cloud puede significar docenas de aplicaciones– no sirve el término “todas las aplicaciones”. De forma bastante desagradable, desaparecerán tus aplicaciones de la lista, por lo que tendrás que complicarte la vida para abrirlas.

Estado: Microsoft dice que está trabajando para solucionarlo.

No se puede seleccionar el número de estrellas

En una ventana del Explorador repleta de archivos, puedes iniciar una columna de calificaciones. Esto resulta útil para ver rápidamente el número de estrellas con las que están calificadas las canciones, fotos o recetas.

Sería de suponer que puedes cambiar estas calificaciones haciendo clic en la estrella que quieras, igual que en Netflix, Amazon o en cualquier sistema similar.

Pero no. Al hacer clic en las filas de estrellas no registra la orden; de hecho, no hace nada, no reacciona. Si lo que realmente quieres hacer es editar una calificación, tienes que acceder a Propiedades del archivo o al Panel de vista previa.

Estado: No corregido

Más trabajo por hacer

La mayor parte de lo que Windows 10 debe mejorar no implica grandes esfuerzos. Algunos son simplemente problemas evidentes en algunas de sus funciones, que Microsoft ha dicho que arreglará cuando pueda (y nosotros podemos presumir que lo van a corregir).

La nueva aplicación de Configuración está realmente muy bien. Aunque sigue ahí el antiguo Panel de Control –en algunas ocasiones, “Configuración” te manda directamente a él–, que está cargado de opciones olvidadas. Esta cuestión de la doble aplicación es un problema a la hora de configurar las preferencias: es uno de los elementos que más recuerda al nefasto funcionamiento de Windows 8, donde todo está duplicado.

La nueva aplicación Correo no te permite desactivar los hilos de conversación y no hay una bandeja de entrada unificada (que muestre los mensajes de todas las cuentas registradas). No puedes crear ni editar carpetas de correo, ni cambiar la configuración de los mensajes, ni abrir un mensaje en una ventana nueva.

Con el nuevo navegador Edge, no se puede anclar un sitio web a la barra de tareas, ni sincronizar los marcadores de otros dispositivos que utilicen Windows 10, ni arrastrar marcadores a Favoritos, ni ejecutar los plug-in de las extensiones. A diferencia de Chrome, Internet Explorer u otros navegadores, Edge no ofrece listas de elementos recientes (menús abreviados de comandos o sitios web anclados en la barra de tareas).

El modo Tableta lo esconde todo en tu escritorio: los iconos, los archivos, las carpetas…. Eso puede estar bien para simplificar las cosas, ¿pero qué pasa si quieres abrir algo que se encuentra en el escritorio?

Sí, Windows todavía arrastra las cicatrices producidas por la cirugía que le hicieron al fallido Windows 8. Sí, todavía hay un montón de ideas de diseño que chocan con la realidad: no responden a lo que se necesita para trabajar con comodidad. Y sí, nuestra dependencia de los ordenadores tradicionales se está tambaleando en la nueva era de los teléfonos inteligentes y las tabletas.

Pero la idea de Microsoft es que Windows 10 sea un sistema operativo único para todos los dispositivos: ya sean teléfonos, tabletas, portátiles u ordenadores de sobremesa. Puede ser un objetivo loable, ambicioso y noble. Probablemente esté condenado de antemano, pero no deja de ser loable, ambicioso y noble.

Con todo, Windows seguirá siendo el sistema operativo más popular en portátiles y ordenadores de sobremesa. Microsoft tardará meses, y no años, en resolver algunos de los errores de la primera versión liberada. Cuando termine de solucionar todos los problemas de la lista, será un sistema operativo confiable y consistente, algo que, por otro lado, esperamos desde Windows 7.

Yahoo Tech
David Pogue