Mercados españoles abiertos en 6 hrs 52 min

Este es el único Skoda que ha participado en las 24 Horas de Le Mans

es.info@motor1.com (Javier Álvarez)
Skoda Sport en las 24 horas de Le Mans

Se trata de un coche de carreras que corrió en la cita francesa, en 1950.

Es probable que actualmente solo asociemos el nombre de la marca checa Skoda a una categoría concreta de competición, los rallies. Pero lo cierto es que la firma del Grupo Volkswagen ha hecho sus pinitos, a lo largo de los años, en otro tipo de carreras, e incluso llegó a participar en la mítica carrera de las 24 Horas de Le Mans, en su edición de 1950.

El clásico Skoda Sport de las imágenes, basado en un 1101/1102 'Tudor' de calle y desarrollado específicamente para la competición, corrió hace 70 años en la famosa cita francesa. Hasta hoy, es el único modelo de la casa que ha competido en esta prestigiosa carrera de resistencia.

Durante más de media carrera, los pilotos Václav Bobek y Jaroslav Netušil lucharon por el primer puesto en su categoría, aunque finalmente un problema mecánico les obligó a retirarse, tras 13 horas en pista. Marcaron una media de velocidad de 126 km/h.

El 1101/1102 'Tudor' fue un modelo lanzado por la marca checa tras la Segunda Guerra Mundial, con un motor de 1.089 cm3 y cuatro cilindros, que se comercializó en diversos mercados de Europa y se utilizó en diferentes competiciones, incluidas las 24 Horas de Spa-Francorchamps, donde venció en su categoría. 

Fue para la temporada 1949 cuando Skoda desarrolló un modelo de carreras específico, el Skoda Sport, un biplaza abierto (sin techo) con una batalla recortada en 40 centímetros y una carrocería fabricada en aluminio. Debutó en el Gran Premio de Checoslovaquia, en Brno, pero la marca tenía puesto el punto de mira en el circuito de La Sarthe.

Skoda Sport en las 24 horas de Le Mans

Hablamos de un ligero vehículo, de apenas 600 kilogramos de peso (700 kilos, incluyendo combustible y herramientas), que para Le Mans vio su batalla alargada de nuevo, hasta los 2,15 metros, y recibió algunos aditamentos, como entradas de aire junto a los faros delanteros.

El resto se mantuvo, con respecto al 'Tudor' (una adaptación del inglés 'two-door'), incluido el motor de poco más de un litro, aunque ofrecía 50 CV a 5.200 rpm, es decir, mucho más que el modelo de serie, de 32 CV. Por entonces, era capaz de alcanzar 140 km/h, consumiendo alrededor de 12,0 litros cada 100 kilómetros.

Más novedades y curiosidades sobre Skoda

El Skoda Sport original, actualmente pertenece a un coleccionista privado checo, ha sido totalmente restaurado. En principio, debería haber vuelto a rodar en el circuito de La Sarthe este año, a modo de exhibición por el 70 aniversario de su participación y por el 125 aniversario de la marca, pero la situación actual ha obligado al fabricante a retrasar este homenaje hasta el año que viene.