Mercados españoles cerrados en 8 hrs 7 min
  • IBEX 35

    7.353,60
    -88,60 (-1,19%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.299,18
    -36,12 (-1,08%)
     
  • Dólar/Euro

    0,9666
    -0,0073 (-0,75%)
     
  • Petróleo Brent

    88,12
    -1,20 (-1,34%)
     
  • Oro

    1.653,90
    -16,10 (-0,96%)
     
  • BTC-EUR

    20.022,42
    +520,21 (+2,67%)
     
  • CMC Crypto 200

    441,30
    +12,52 (+2,92%)
     
  • DAX

    12.071,28
    -112,00 (-0,92%)
     
  • FTSE 100

    6.929,85
    -75,54 (-1,08%)
     
  • S&P 500

    3.719,04
    +71,75 (+1,97%)
     
  • Dow Jones

    29.683,74
    +548,75 (+1,88%)
     
  • Nasdaq

    11.051,64
    +222,13 (+2,05%)
     
  • Petróleo WTI

    80,99
    -1,16 (-1,41%)
     
  • EUR/GBP

    0,8964
    +0,0023 (+0,26%)
     
  • Plata

    18,62
    -0,26 (-1,38%)
     
  • NIKKEI 225

    26.422,05
    +248,07 (+0,95%)
     

Viviana Canosa, Massa y Vila-Manzano: cómo juega cada uno en el episodio de A24

·9 min de lectura

La renuncia de Viviana Canosa a la señal A24 disparó un nuevo debate sobre libertad de expresión en la Argentina.

La conductora tuvo una fuerte discusión con las autoridades del canal después que le impidieran la difusión de un informe sobre el nuevo ministro de Economía Sergio Massa.

El material incluía la reproducción de un video de redes sociales que captaba el momento en que el político era increpado por personas en la calle que lo calificaban como "chorro".

Canosa dijo en Twitter que el ciclo "ha terminado" por "diferencias con el canal en cuanto a la noción de libertad de expresión". Agregó que sus "opiniones y línea editorial" son propias y siempre estuvo dispuesta "a asumir los costos de defenderlas".

La empresa titular del medio, dirigida por el grupo liderado por Daniel Vila y José Luis Manzano, señaló que se "ha tomado la decisión de no difundir (…) escraches".

Esa decisión, desconocida hasta ahora e implantada justo en el mismo momento que Canosa pretendió difundir su informe, fue vista por muchos como un acto de censura previa.

Viviana Canosa, Massa y Vila-Manzano: cómo juega cada uno en el episodio de A24

"No tiene nada que ver mi amistad con Sergio Massa con la salida de Viviana Canosa de A24″, dijo Vila.

¿Censura o línea editorial?

Una mayoría concordaría en que los propietarios de un medio tienen el derecho pleno a determinar sus contenidos, su línea editorial y decidir a qué comunicadores y periodistas contratan (o despiden).

Sin embargo, muchos creen también que las cosas son diferentes si la adopción de una línea editorial o las contrataciones del personal de un medio privado están ensambladas con acciones o negociaciones que involucran al poder político o regulatorio en un contexto de presión o intercambio de favores.

Esto se termina de delinear con un hecho que se ha mencionado muy poco en el debate sobre Canosa.

La Ley de Medios de 2009 aun vigente —de la cual el DNU de Mauricio Macri de 2015 derogó los artículos más restrictivos— establece que las empresas de comunicación audiovisual no pueden tener empresas de "servicios públicos" (en realidad limita las participaciones a un 10%).

Aunque la ley fue muy objetada por quienes la vieron como un instrumento K para desmembrar medios críticos y crear una red oficialista, cabía considerar que esta cláusula específica tuvo un propósito razonable, al menos teórico.

La renuncia de Viviana Canosa a la señal A24 disparó un nuevo debate sobre libertad de expresión en la Argentina.

En efecto, podría evitar que los medios fueran usados como elementos de lobby (por parte de las empresas) o como objeto de presión (por los gobiernos) de modo que, por ejemplo, las tarifas de la luz o el periodismo crítico no funcionasen como una moneda de cambio.

Es precisamente lo que ha ocurrido ahora. El comunicado del Grupo América mencionaba "el respeto por las instituciones". Sin embargo, es público, notorio e innegable que Vila y Manzano controlan ese grupo de medios y, desde el año pasado, la distribuidora eléctrica Edenor SA.

No importa que la estructura societaria respete formalmente la normativa, existen países donde este tipo de "ingeniería accionaria" no es admitida.

Así, en los Estados Unidos el regulador FCC y la justicia obligaron en su momento a la mexicana Televisa a desprenderse de la cadena de TV latina Univisión debido al uso de prestanombres e "ingeniería societaria", cuando la inversión extranjera en radiodifusión allí no estaba permitida en más de un 20%.

La cartera de Sergio Massa es precisamente la que supervisa la actividad de Edenor y otras empresas del sector, incluso Edemsa (Mendoza), operada desde hace varios años igualmente por Vila-Manzano. Phoenix Global (ex Andes Energía) es una petrolera-gasífera también con participación parcial del grupo.

El Enacom, organismo que regula las comunicaciones y que está presidido por el massista Claudio Ambrosini, tiene, por su parte, jurisdicción sobre el canal América, la señal A24, la emisora La Red y otros medios del grupo.

¿Presión o más massistas que Massa?

Frente a este panorama, el episodio contra Canosa aparece como un caso de censura previa de tipo político. Puede haber sido alguna presión desde el gobierno o un intento de congraciamiento preventivo con el poder, pero las consecuencias son las mismas.

Vila y Manzano controlan la distribuidora eléctrica Edenor SA.

En efecto, la medida coartó la expresión de noticias/opiniones críticas y de interés público sobre una figura política estrechamente vinculada a los titulares del canal, que se encuentra en funciones de gobierno y en posición de dictar o influir en la regulación de los medios o de otras actividades de sus titulares.

Las consideraciones sobre el estilo o tipo de periodismo que efectúa Canosa son irrelevantes. No corresponden porque de lo que se trata es de la existencia de la censura, no si está "bien" ejercida o si la persona afectada "se la buscó": es el mismo criterio aplicable a un robo o una violación, en que nunca puede culparse a la víctima.

Un criterio distinto fue el de su compañero en A24 Edi Zunino, quien avalando la decisión de Vila afirmó: "a las autoridades del canal tengo algo para decirles sobre el tema Canosa (…) cría cuervos y te comerán los ojos".

Hay algo más. Existe en la Argentina y en los países democráticos una tradición de que un mismo medio —aun dentro de una línea editorial definida— puede dar espacio a mensajes o personas de visiones diferentes e incluso no censurar ni condicionar a sus periodistas si en su momento se adoptó la decisión de contratarlos.

Nuevamente, esto es independiente de cambios de personal de un medio que puedan darse por razones que no tengan que ver con presiones o negocios espurios. 

La ancha y zigzagueante avenida de América

La historia de Vila-Manzano como operadores de medios, abocados a construir una estructura viable entre el Grupo Clarín y medios "militantes" K, tiene muchos paralelos con la ahora olvidada tercera vía ("ancha avenida del medio") que Sergio Massa buscaba establecer entre el macrismo y el kirchnerismo.

¿Lo que le ocurrió a Viviana Canosa es un hecho aislado, un ensayo de congraciarse con el poder o un inicio de autocensura?

Como tal, los mismos zigzagueos y sinuosidades que afectan la conducta y discurso de Massa se pueden advertir también en la trayectoria y declaraciones de Vila, Manzano y las actividades del Grupo América. 

Massa es un político sobre cuyos cambios de postura no hace falta extenderse. Pero sí debe destacarse su habilidad, ambición de poder y su obtención de apoyo de parte de un grupo empresarial con negocios regulados o protegidos y dependientes de decisiones estatales

Entre ellos figuran los propios Vila-Manzano o nombres como Ignacio De Mendiguren o Gustavo Weiss (construcción), por citar dos entre muchos otros.

Vila-Manzano tienen una relación inconstante con el kirchnerismo, muy parecida a la de Massa. En cambio, la relación del grupo con Massa es bastante estable y sólida.

Vila se manifestó en 2009 en contra de la Ley de Medios y dijo que era "comprable al golpe del 76" y un "despojo". Pero al año siguiente sus medios adoptaron una postura oficialista de amplia colaboración con el kirchnerismo y hasta renunciaron a una cautelar.

Esa postura llevó al grupo a eliminar la transmisión del programa PPT de Jorge Lanata en sus canales abiertos cuyanos, así como a colocar a América TV al servicio del descrédito del célebre informe sobre "la ruta del dinero K" y de su autor.

Fue la época en que Leonardo Fariña aparecía diariamente en las pantallas de América TV, en un insólito rally de varias semanas y al que se plegaron muchas de las figuras del canal, lideradas por sus periodistas de espectáculos (uno de ellos ahora enemistado con Vila).

"Querían ficción, les di ficción" dijo el supuesto arrepentido del círculo K quien años después reveló que las apariciones de descrédito fueron una estrategia orquestada por el gobierno. Fariña llegó incluso a pedirle "perdón" a Lanata antes de ingresar condenado a la cárcel.

Luego de 2014, cuando el gobierno aprobó la adecuación del grupo a la Ley de Medios, con una propuesta de división entre exsocios y familiares (desmembramiento que no se le permitió a Clarín), América volvió a una postura opositora, un correlato del camino que transitaba Massa. El grupo reflejaba otra vez pluralismo: la etapa de Intratables.

Al iniciarse el gobierno de Macri, Vila tuvo un acercamiento inicial, de la misma manera que lo tuvo Massa. El titular de América dijo que la actual etapa era "mucho mejor" que la anterior y que no creía que Cristina volviera. 

"No tiene nada que ver mi amistad con Sergio Massa con la salida de Viviana Canosa de A24″, dijo Vila.

Vila y La Cámpora

Pero ya en 2019 elogió a La Cámpora y a su líder. Dijo el esposo de Pamela David: "no hay procesados por corrupción, son chicos talentosos e inteligentes. Máximo Kirchner es inteligente, estudioso, preparado (…) sabe de economía". 

Era también el inicio de las buenas relaciones de Massa con Cristina y su hijo. La promesa del exucedeísta de no ir con el kirchnerismo "ni a la esquina" y de "encarcelar a los corruptos" había quedado atrás.

Meses después, por su parte, Vila estaba sentado en primera fila en la presentación del libro Sinceramente de Cristina Kirchner. "Me invitaron y me trataron muy bien", aclaró. 

El gobierno de Alberto Fernández se inició al poco tiempo, con el poder real en manos de la vicepresidenta y con Massa ensamblado en el esquema con una cuota de poder propio y una alianza de conveniencia con Cristina. 

Vila opinó en 2020 que Fernández "es una persona que está bien plantada en lo que hay que hacer". Más tarde, presentaron sus renuncias a América el productor Juan Cruz Ávila y los periodistas más críticos del kirchnerismo (quienes se trasladaron todos a la señal LN+)

En medio de rumores de todo tipo sobre movimientos internos en el canal, se alejó luego la histórica gerente de programación, Liliana Parodi.

Vila estuvo estaba sentado en primera fila en la presentación del libro Sinceramente de Cristina Kirchner

El último acto de esta saga previo al episodio de Canosa fue la presencia de Vila en la asunción ministerial de Massa. Vila y Massa convergían ahora en un mismo recinto y en público, un poderoso simbolismo a mediados de este 2022.

Aunque Massa no hizo declaraciones sobre el incidente Canosa, la revelación de que sus agentes de prensa llamaron a medios para que se lo mencione como "superministro" demuestra su preocupación puntillosa con los contenidos.

¿Lo que le ocurrió a Viviana Canosa es un hecho aislado, un ensayo de congraciarse con el poder, un inicio de clima de autocensura en ciertos medios o indica una voluntad de control de una figura de gobierno con enormes ambiciones

La medida es también ineficaz, por cuanto no evita la difusión de un contenido que ya ha circulado ampliamente y tampoco disminuye la enorme popularidad de Viviana Canosa en ciertos sectores. 

El tiempo dirá de qué manera esto puede afectar a los medios, al periodismo e, irónicamente, también a la gestión del propio Massa. Y a un gobierno que sigue en pronóstico reservado.