Mercados españoles abiertos en 43 mins
  • S&P 500

    3.963,94
    -62,18 (-1,54%)
     
  • Nasdaq

    11.049,50
    -176,86 (-1,58%)
     
  • NIKKEI 225

    28.027,84
    -134,99 (-0,48%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0368
    +0,0024 (+0,23%)
     
  • Petróleo Brent

    84,98
    +1,79 (+2,15%)
     
  • BTC-EUR

    15.905,83
    +163,78 (+1,04%)
     
  • CMC Crypto 200

    388,98
    +8,69 (+2,28%)
     
  • Oro

    1.750,70
    +10,40 (+0,60%)
     
  • HANG SENG

    17.998,39
    +700,45 (+4,05%)
     
  • Petróleo WTI

    78,79
    +1,55 (+2,01%)
     
  • EUR/GBP

    0,8639
    -0,0005 (-0,05%)
     
  • Plata

    21,17
    +0,25 (+1,20%)
     
  • IBEX 35

    8.323,20
    -93,40 (-1,11%)
     
  • FTSE 100

    7.474,02
    -12,65 (-0,17%)
     

"¡Ronaldo se muere!": la historia del crack brasileño antes de la final en Francia 98

En Brasil no todo el año es carnaval aunque Río de Janeiro, especialmente, siempre se las arregla para hallar un motivo de festejo. Pero en las horas previas a la final de la Copa del Mundo en Francia, en julio de 1998, hubo un impacto que sacudió la alegría: "Parece que Ronaldo no juega porque casi se muere", fue el rumor que corrió de Ipanema a Copacabana, donde una pantalla gigante y un escenario en la playa anunciaban un día de fiesta.

Pero no lo fue. El crack brasileño finalmente jugó aunque antes de la final había tenido convulsiones y estuvo internado en una clínica de Paris adonde fue trasladado de urgencia para estabilizar su descompensación. Qué le pasó sigue siendo un misterio, lo que se vio fue a un Ronaldo que casi se arrastró en la cancha. Francia ganó 3-0, fue campeón mundial y en Río no hubo fiesta. Y, encima, llovió.

"¡Ronaldo se muere!": los gritos de Roberto Carlos

Ocurrió el 12 de julio de 1998 aunque nadie sabe exactamente qué ocurrió. Sí queda claro la reacción de algunos de los compañeros de Ronaldo, como el marcador de punta, Roberto Carlos, quien era compañero de habitación del crack brasileño y salió corriendo pidiendo ayuda al grito de "Ronaldo se muere": el delantero estaba caído en el piso y no reaccionaba.

Uno de los primeros que llegó fue el suplente de Ronaldo en aquel equipo, Edmundo, quien asegura haber visto a su compañero tener convulsiones y de su boca salir espuma. "Estábamos acostados cuando escuchamos los gritos de Roberto Carlos", quien además tenía una particular voz finita.

"Corrí a su habitación -amplió Edmundo- y vi a Ronaldo retorciéndose en el suelo, golpeándose los brazos contra las piernas. Hacía un ruido muy extraño, como de querer respirar y no poder. Ahí llegó Cesar Sampaio, yo agarré fuerte a Ronaldo y él le sujetó la lengua. Un segundo después, llegaron los médicos".

De inmediato, la gran figura del equipo que estaba a pocas horas de jugar la final del Mundial contra Francia, fue llevado a la clínica. Arribó con un ritmo cardíaco muy bajo y pudo recuperarse gracias a la pericia de los médicos como también a su buen estado físico y juventud (en 1998, el Gordo Ronaldo era flaco y tenía 21 años).

Ronaldo sufrió convulsiones la noche previa a la final del mundial 98
Ronaldo sufrió convulsiones la noche previa a la final del mundial 98

Ronaldo sufrió convulsiones la noche previa a la final del mundial 98

La vuelta al hotel y la increíble decisión de que sea titular

Qué pasó después es parte del misterio. Ronaldo se recuperó, entendiéndose por esto que sobrevivió y estuvo físicamente compensado. ¿Podía jugar una final del mundo? Todo indica que no, pero, sin embargo, estuvo entre los 11 que Mario Zagallo eligió como titulares.

Mario Lobo Zagallo era un tipo súper experimentado. Había sido jugador y campeón del mundo, en 1958; había sido director técnico y campeón del mundo, en 1970; y había sido asesor técnico y campeón del mundo, en 1994. Una persona de esas "de buena suerte", según lo calificaban en Brasil. Un sabio, a juzgar por su historia. Pero con Ronaldo tenía que decidir sobre algo que desconocía: medicina.

"Los neurólogos dieron por sentado que había sufrido un ataque epiléptico y le administraron un poderoso medicamento, idóneo para la epilepsia, que reduce la actividad cerebral. Pero no para el corazón. Eso explica su juego en el partido ante Francia y las imágenes del jugador cayéndose por las escaleras del avión, como si estuviera borracho a su regreso a Brasil ", dijo años después el cardiólogo que lo revisó, Bruno Caru.

Ronaldo siempre contó que no recuerda qué ocurrió en ese momento, sólo que se fue a dormir la siesta después del almuerzo y se despertó rodeado de compañeros y del médico del plantel. Y también dijo que él fue quien le pidió a Zagallo que lo pusiera de titular.

El técnico ya había decidido relevarlo y que en su lugar jugara Edmundo. De hecho, éste ya estaba informado de que jugaría. Pero antes del partido, a Zagallo le dieron las garantías de que los tests clínicos, neurológicos y cardiológicos, estaban bien. Pero lo que no estaba bien era el conjunto. El crack y todo Brasil estuvieron muy por debajo de sus posibilidades. Francia y Zinedine Zidane, los nuevos campeones mundiales con el lapidario 3-0 en la final de Saint-Denis, agradecidos.