Mercados españoles cerrados en 6 hrs 46 min
  • IBEX 35

    8.319,90
    -12,00 (-0,14%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.937,67
    -1,52 (-0,04%)
     
  • Dólar/Euro

    1,0472
    +0,0003 (+0,03%)
     
  • Petróleo Brent

    78,80
    -0,55 (-0,69%)
     
  • Oro

    1.784,40
    +2,00 (+0,11%)
     
  • BTC-EUR

    16.073,46
    -290,53 (-1,78%)
     
  • CMC Crypto 200

    394,82
    -6,99 (-1,74%)
     
  • DAX

    14.348,97
    +5,78 (+0,04%)
     
  • FTSE 100

    7.539,64
    +18,25 (+0,24%)
     
  • S&P 500

    3.941,26
    -57,58 (-1,44%)
     
  • Dow Jones

    33.596,34
    -350,76 (-1,03%)
     
  • Nasdaq

    11.014,89
    -225,05 (-2,00%)
     
  • Petróleo WTI

    73,70
    -0,55 (-0,74%)
     
  • EUR/GBP

    0,8639
    +0,0013 (+0,15%)
     
  • Plata

    22,46
    +0,12 (+0,56%)
     
  • NIKKEI 225

    27.686,40
    -199,47 (-0,72%)
     

¿Peligra la producción de pan?: paro de molineros por tiempo indeterminado

Los conflictos se suceden a caballito de una inflación que no para. Aunque se evitó la huelga en el transporte, apareció la Unión Obrera Molinera Argentina (UOMA) que dio inicio a un paro por tiempo indeterminado en reclamo del cierre de las paritarias 2022-2023, y que lleven el básico a $160.000. La medida de fuerza comenzó este martes y ya paralizó a todas las plantas de molinería del país, con el fantasma del desabastecimiento de un alimento de primera necesidad como el pan.

Según fuentes oficiales, en el transcurso del día el ministerio de Trabajo tomaría cartas en el conflicto dictando la conciliación obligatoria. De esta forma, intimará al gremio a levantar las protestas mientras que los empresarios deberán abstenerse a aplicar sanciones al personal. Asimismo, se abrirán las negociaciones en audiencias con la participación de funcionarios de la cartera laboral.

Más allá de solucionar la disputa, la intervención del ministerio que conduce Claudio Moroni se debe a evitar un conflicto que no solo afecte la producción y comercialización de pan, sino también de otros productos alimenticios.

s
s

El ministerio de Trabajo dictaría la conciliación obligatoria para evitar el desabastecimiento de pan

Reclamo salarial del 48% por seis meses

La conducción de la UOMA reclama un aumento salarial del 48% de agosto a diciembre, mes en el que se volverían a reunir para discutir el primer semestre de 2023 y dar un cierre a la paritaria anual. La demanda que fue rechazada por la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM).

En un duro comunicado, el gremio remarcó: "No hay peor sordo que el que no quiere oír y pretende tapar la realidad de extrema gravedad, de deterioro, que han sufrido los salarios, negando sistemáticamente una recuperación acorde que permita vivir con dignidad a los trabajadores molineros".

Asimismo, consideró "mezquina" la contrapropuesta de la patronal que fue desestimada "categóricamente", por lo que decidieron convocar a una huelga nacional por tiempo indeterminado. Sin embargo, las partes coinciden en que las diferencias entre la demanda y la oferta de la cámara no son tan significativas, por lo que muchos apuestan en que la conciliación obligatoria sea la solución al conflicto.

Voceros gremiales destacaron el diálogo con los empresarios, más allá de las disputadas lógicas. Apuntaron que "hace 20 años que no hacíamos un paro a nivel nacional. Estamos pidiendo 160.000 pesos para la categoría más baja de la molinería, que vendría a ser la categoría E".

s
s

La conducción de la UOMA reclama un aumento salarial del 48% de agosto a diciembre

La paritaria 2021-2022 fue del 61%

En mayo pasado, la UOMA y la FAIM cerraron la paritaria 2021-2022 con un incremento salarial del 61% y establecieron comenzar a discutir el período 2022-2023 en julio, que transitó sin ningún tipo de acuerdo hasta que el gremio decidió aplicar las medidas de fuerza. Además, estableció el pago de dos sumas extraordinarias no remunerativas de $10.705 para todas las categorías de convenio con los haberes de mayo y junio, que se convirtieron en remunerativas a partir del 1 de julio. Así, el salario mínimo de la actividad quedó en julio en $108.000 en la categoría E y de $151.200 en la categoría A, la más alta del convenio.

La paritaria pasada también incluyó acuerdos con la Cámara Argentina de Empresas de la Nutrición Animal (CAENA) y el centro de Empresas Procesadoras Avícolas (CEPA). En las tres actividades, los salarios quedaron con un básico de $100.000 en julio.

Voceros gremiales manifestaron que "las negociaciones venían por el carril normal, hasta que primó la postura intransigente de las patronales, que impidieron seguir avanzando, por eso se decidió ir a un plan de lucha" y agregaron que "la mejor forma de entender que no podemos seguir viviendo con salarios que no alcanzan para cubrir las necesidades básicas es ir a un paro por tiempo indeterminado".

Advirtieron que "hay unidad en los trabajadores y trabajadoras para llevar adelante esta demanda que es justa, teniendo en cuenta las ganancias que tiene el sector y los índices de inflación que sufrimos los trabajadores, que se profundizará con los aumentos del transporte, alimentos y servicios".