Yahoo Finanzas

El último truco de Montoro: una trampa escondida en el Impuesto de Sociedades

 Cristóbal Montoro lo ha vuelto a hacer. Después de anunciar la semana pasada que la Amnistía Fiscal había permitido a los defraudadores regularizar su dinero a un escandaloso tipo de interés del 3% (habían prometido que pagarían un 10%, mientras que al resto de españoles se les grava hasta un 45%), el Ministro de Hacienda presentó este martes el balance de la recaudación fiscal. Estaba contento: anunció que las subidas de impuestos aportaron 11.237 millones de euros.

No obstante, en esta cifra existe una gran trampa. En realidad, parte de esta cantidad no corresponde a una subida de impuestos: corresponde a un anticipo aplicado por el Gobierno a las empresas para maquillar las cuentas y financiarse gratuitamente. No hay razón, por tanto, para sacar tanto pecho.

[Relacionado: Montoro se justifica. "Había que evitar el colapso"]

Para desenmascarar este truco de Montoro hay que escudriñar en la partida del Impuesto de Sociedades. Si nos detenemos ahí, descubriremos que el Estado recaudó en 2012 un 29% más gracias a él superando los 5.900 millones de euros. ¿Cómo puede ser que, en plena recesión económica y con un adelgazamiento empresarial manifiesto, el Gobierno recaudara más?

La respuesta se encuentra en el pasado 14 de julio, cuando el Gobierno aprobó un Real Decreto por el que aumentó las cuotas fraccionadas que tienen que adelantar las empresas con respecto al impuesto en los meses de abril, octubre y diciembre. ¿Qué quiere decir? Que en realidad pagan lo mismo, pero adelantan más dinero y en el mes de julio acaban pagando menos por lo que Montoro tendrá un problema para cuadrar la recaudación de 2013. Así se explica, por tanto, esta extraordinaria cifra.

Para visualizar mejor el cambio, basta con ver los cambios reflejados en el decreto:

  • Las empresas con un volumen de negocio entre 10 y 20 millones de euros adelantaban un 21%; ahora, un 23%
  • Aquellas entre 20 y 60 millones pagaban un 24%; ahora, un 26%
  • Las de más de 60 millones de euros debían entregar un 27%; ahora, un 29%

La medida fue entonces muy criticada por varios expertos, que acusaron al Gobierno de utilizar a las empresas españolas para financiarse a un 0% de interés en un momento en que el del bono español estaba por los aires en las subastas de deuda.

Montoro dice que no se pueden perseguir los casos de amnistía ya prescritos