Yahoo Finanzas

Mercadona encuentra un competidor con precios mas baratos

Nadie puede obviar hoy en día el poderío que Mercadona ejerce hoy en día en la distribución de alimentos y droguería. No en vano, concentra casi el 20% de la cuota entre sus competidores del sector y es el supermercado visitado con más frecuencia en España.

No obstante, a la empresa presidida por el controvertido Juan Roig le está saliendo un inesperado e incómodo competidor. Lo más sorprendente es que está ocurriendo en su propia casa. Y quiere ser más barato.

[Relacionado: El Corte Inglés y Mercadona, las que mejor futuro tienen]

Nos referimos a los supermercados Dialprix de la cadena ilicitiana Musgrave, compañía que pretende, a medio plazo, poner a sus clientes unos precios más apetecibles que los del Mercadona. El proyecto, según la compañía, se enmarca dentro de una estrategia de marketing muy agresiva que ya se está probando en dos de los 65 establecimientos que Dialprix tiene en Alicante, Murcia, Castellón y Valencia.

Según publica La Verdad, en las cristaleras del supermercado se puede observar una comparativa con una alusión directa a Mercadona para quitarles clientes bajo el lema "¡Sin ir más lejos!". Aunque la campaña está en fase de pruebas, pretenden, semana tras semana, bajar los precios de determinados productos mientras observan al mismo tiempo la variación que su rival aplica en los establecimientos de la zona.

Musgrave estudia de esta manera una posible guerra de precios con el gigante del sector, a pesar de que su posición inferior y sus márgenes de beneficios, posiblemente más pequeños, pueden acabar jugando en su contra. Y es que luchar contra Mercadona no les va a resultar fácil. La crisis ha provocado el continuo auge de las marcas blancas, que han alcanzado ya un 35,2% de cuota durante 2012, un terreno donde Hacendado juega un papel fundamental. De hecho, del crecimiento que ha experimentado este porcentaje, el 84% corresponde a la propia Mercadona.

No parece, por tanto, una pelea fácil para Musgrave y Dialprix, pero dada la situación actual, unos precios más baratos pueden acabar dando un pequeño disgusto a Juan Roig.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD