Yahoo Finanzas

Lidl, obligada a pagar 200.000 euros por una oferta de Navidad que se le fue de las manos

La cadena de supermercados Lidl afronta una factura de 200.000 euros en su cena de Navidad después de que una oferta de volovanes de pollo y tarta helada para los pobres se convirtiera en viral a través de Twitter.

La empresa alemana lanzó la campaña a través de Twitter en Bélgica el lunes, diciendo que repartiría cuatro raciones de cenas de Navidad a bancos de alimentos por cada tuit en el que se hiciera mención a la etiqueta.

Lidl había calculado repartir unas 1.000 raciones de 20 euros cada una, que incluían sopa de tomate, volovanes con patatas, una tarta helada y bombones, según dijo el miércoles un portavoz de la filial belga de la cadena. Pero la prensa local escribió sobre la oferta y los usuarios comenzaron a retuitear utilizando la etiqueta #luxevooriedereen, "lujo para todos" en neerlandés.

[Relacionado: Mercadona desmiente en un comunicado el origen extranjero de sus naranjas]

Al final de la campaña de 24 horas, 1.500 usuarios habían tuiteado la etiqueta, lo que supone que Lidl tendrá que repartir 7.500 cenas, haciendo que se extendieran las informaciones de que la empresa se habría visto sobrepasada por su propia campaña.

Para acallar estos rumores, Lidl redondeó la cifra hasta las 10.000 cenas, y calificó la campaña como un éxito. Lidl dijo que aún no había decidido si repetiría la acción el año que viene. "Cuanto menos, hemos aprendido algunas lecciones en las últimas 48 horas", dijo el portavoz.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD