Mercados españoles cerrados

España, ¿a las puertas de un segundo rescate?

Fin - Yahoo! Finanzas - ES

El Gobierno se mostraba eufórico el pasado fin de semana. España consiguió entonces que Bruselas aceptara el rescate a la banca española con unas condiciones, según De Guindos y Rajoy, muy favorables para la economía, que no supondrían ningún esfuerzo adicional para los españoles. Cuatro días después, parece que no estuvieron muy acertados. Estamos en zona de un segundo rescate, y esta vez es el gordo de verdad, con todas las letras.

¿Cuál es la razón? La prima de riesgo se ha vuelto a disparar a máximos históricos y el interés que el Estado tendría que pagar ahora mismo para financiarse en el mercado es de un 7% anual para el bono a 10 años y cercano al 6%. Es decir, los mercados no se fían del Gobierno y estamos en la misma situación que Grecia, Irlanda o Portugal vivían estaban cuando fueron socorridos.

[Te puede interesar: Cinco mentiras de un Gobierno sobre el rescate]

No obstante, ¿por qué se produce esto? España, un par de veces al mes, necesita financiarse y endeudarse para tener liquidez en sus cuentas. A mayor tipo de interés, más se estrangula la economía. Un ejemplo: con esta situación, si España captara ahora mismo unos 2.000 millones de euros a corto plazo (más o menos las cifras que maneja en cada subasta), tendría que devolver en total una suma de 2.360 millones de euros dentro de tres años. Casi nada.

La situación se ha desencadenado en poco más de 48 horas. En un principio, tras el anuncio del rescate, la prima de riesgo se relajó moderadamente, pero las dudas internacionales sobre el efecto real de este rescate bancario de 100.000 millones sobre nuestra economía, así como el cabreo que se cogieron muchos líderes europeos con Rajoy por sus alardes le han dado vuelta la tortilla. Además, ya lo avisaba la prensa extranjera desde el primer momento. Todos lo calificaban como un rescate, sin tapujos, a la vez que se mofaban del Presidente.

[Te puede interesar: Seis trucos del Gobierno para no decir 'rescate']

El momento clave, no obstante, no se produjo hasta este miércoles, cuando se confirmaron los peores pronósticos. Ya sea por venganza o por un ejercicio de transparencia, Bruselas reconoció que el rescate bancario sí afectará a la deuda y al déficit de nuestro país. Es  decir, lo contrario a lo dicho por Rajoy. Por si fuera poco, la UE también dijo este mismo miércoles que obligaría a España a cerrar varios bancos españoles que sean un cúmulo de pérdidas. Y ya, para rematar la faena, un eurodiputado del PP asegura que Bruselas también obligará a España a subir el IVA antes de que acabe el año, contradiciendo a su propio líder del partido. De traca.

Con este aluvión de malas noticias, surgidas una vez cerrados los mercados, era prácticamente seguro que los mercados castigarían a España, de ahí que todos los indicadores hayan dado la voz de alarma esta mañana. El segundo rescate parece, pues, cuestión de tiempo.