Mercados españoles cerrados

Las dos Españas del rescate

Fin - Yahoo! Finanzas - ES

Las dos Españas: ese concepto que tanto se utiliza en nuestro país. La de derechas y la izquierdas, la centralista y la nacionalista, la del Madrid y la del Barca. Muchos critican el término y creen que hay que enterrarlo de una vez por todas pero, desgraciadamente, las dos Españas vuelven en una nueva versión: la España del rescate y la España del préstamo.

Los principales medios de comunicación españoles con corrientes ideológicas marcadas se acostaron el sábado y se despertaron el domingo peleados por la nomenclatura de la ayuda de hasta 100.000 millones de euros que Europa proporcionará al FROG para recapitalizar a parte de la banca española; mientras los más afines a la izquierda comenta la que se nos puede venir encima y critica la gestión del Gobierno, la derecha no habla de rescate, sino de préstamo, y apunta el anuncio de De Guindos como un triunfo político de Rajoy. Destacable y comentada ha sido la portada de La Razón de este domingo, donde, aprovechando el inicio de España en la Eurocopa, mostraba la situación de España como la de un portero que acababa de salvar un gol por la escuadra.

¿Quién tiene razón?¿Es un 'chollo' para nuestras arcas? ¿Realmente no afecta al dinero del bolsillo de los españoles? Como la mayoría de las veces, entre el blanco y el negro hay una gama de grises que es coherente analizar.

[Te puede interesar: Cinco mentiras de un Gobierno sobre el rescate]

¿Es un rescate?
Sí  y no, con sus matices. Es un rescate, sí, aunque al sistema financiero español. En este sentido, es un préstamo, eso sí, multimillonario;  también hay que destacar que no es un rescate del país, como ha ocurrido con Grecia, y el ahogo nacional no será, de momento, como el de los helenos. De todas maneras, hay que tener en cuenta que se rescatará al motor del engranaje de la economía del país. A eso hay que sumar, además, algo sumamente importante: que algunas de las entidades rescatadas son públicas o han sido nacionalizadas, como Bankia. Es decir, que el dinero de más que haya que pagar a Europa en concepto de intereses (hasta 800 millones al año para Bankia) es dinero que tiene que pagar el Estado, es decir, los españoles y que podrían suponer nuevos recortes o impuestos, como recomendó con el IVA Bruselas hace unas semanas.

En este sentido, no está de más mirar al exterior, a los medios europeos, para ver cómo lo califican. Todos hablan de rescate aunque, eso sí, creen en su mayoría que la medida ha podido salvar a España y a Europa de una debacle. Los mercados, a su vez, han respondido con fuertes subidas, lo que parece concluir, al menos de momento, que la medida ha sido acertada.

¿Es un chollo para los bancos?
No. De Guindos dijo una y otra vez en rueda de prensa que las condiciones eran muy favorables para las entidades financieras, pero no es oro todo lo que reluce.  El préstamo no será gratuito. Es más, se espera un tipo de interés anual a devolver de entre un 3%  y un 4%. Tiene razón el ministro de Economía cuando dice que es menos que el 6% que la prima de riesgo le ha hecho pagar al Gobierno por sacar deuda a subasta, pero no es menos cierto es bastante mayor al 1% del tipo de interés que marca el BCE y también más caro que el 2,1% que marca la inflación del páis.

¿Nos afecta o no al bosillo de los españoles?
Por mucho que diga De Guindos, sí nos afectará. ¿Por qué? Primero, por lo que se comenta más arriba: Bankia está nacionalizada y ahora mismo se paga con dinero público, por lo que supone más deuda para el Estado. Segundo, porque Bruselas ya 'chantajeó' al Gobierno de alguna manera hace un par de semanas: "ayuda a cambio de reformas". ¿Y qué reformas? No las sabemos, pero la Comisión Europea recomendó a España que subiera el IVA y que acelerara el retraso en la edad de jubilación. No parece que fuera un farol. El tiempo lo dirá.