Mercados españoles cerrados

Wetopia: la nueva sensación de Facebook es solidaria

Néstor Parrondo
Fin - Technologia y redes - ES

La red social más popular del planeta no solo está llena de publicidad, usuarios narcisistas y juegos tontorrones. También hay sitio para la solidaridad, como lo demuestra Wetopia, una aplicación con espíritu generoso.

Wetopia es un juego social que ha sido creado por la empresa Sojo Studios, pero que a diferencia de otros de su estilo, tiene un espíritu filantrópico. Mientras sus usuarios juegan a construir un mundo virtual, van acumulando una moneda llamada 'Joy dollars' (dólares divertidos, en español) que más tarde pueden cambiar por dinero real y donarlo a diferentes proyectos solidarios del mundo real.

[Relacionado: Zynga debuta en bolsa con una subida del 10%, pero luego cae a su precio de salida]

Los que juegen a Wetopia tienen que construir sus propios pueblos y consiguen puntos por ayudar a sus vecinos. Esos puntos se convierten en 'Joy dollars', que más tarde se pueden cambiar por dólares de verdad y destinarlos a asociaciones como Save Children, BuildON o Children's Health Fund.

El dinero real sale de la publicidad que se puede ver en la página del juego, como ocurre en otros entretenimientos parecidos, tales como los Sims Social, FarmVille o CityVille. Este tipo de juegos tienen unas audiencias millonarias (CitiVille, el juego que trata de construir ciudades, tiene nada más y nada menos que 75 millones de jugadores). Zynga, la empresa que se encuentra detrás de muchas de estas aplicaciones, tiene un valor bursátil de un billón de dólares y unos beneficios anuales de 600 millones de dólares. Una barbaridad.

Las mareantes cifras de los juegos sociales hacen que la iniciativa solidaria de Wetopia tenga muchas posibilidades de ser un gran éxito. De momento, la popular presentadora de televisión Ellen DeGeneres ha apadrinado esta iniciativa para promocionarla en Estados Unidos.

Otros juegos solidarios

Internet está repleto de otros videojuegos con espíritu solidario y aleccionador. Este es el leitmotiv de Games for Change, un colectivo de desarrolladores que han reunido una serie de programas que enseñan a los niños y no tan niños el valor de ayudar a los que más lo necesitan, y a conocer conflictos que lamentablemente asolan nuestro planeta. Por ejemplo, con el juego 'Food force', los chavales pueden jugar a llevar ayuda humanitaria a poblados de África. También los hay con alma constructiva, como 'The Great Piggy Bank Adventure', con el que los niños pueden tener nociones de economía sostenible. Una gran iniciativa, porque no todo van a ser juegos de acción o de deportes.