Mercados españoles abiertos en 7 hrs 42 min
  • S&P 500

    3.855,36
    +13,89 (+0,36%)
     
  • Nasdaq

    13.635,99
    +92,93 (+0,69%)
     
  • NIKKEI 225

    28.822,29
    0,00 (0,00%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2142
    -0,0003 (-0,02%)
     
  • Petróleo Brent

    55,90
    +0,02 (+0,04%)
     
  • BTC-EUR

    26.818,89
    +381,96 (+1,44%)
     
  • CMC Crypto 200

    653,79
    -23,11 (-3,41%)
     
  • Oro

    1.853,40
    -1,80 (-0,10%)
     
  • HANG SENG

    30.159,01
    +711,16 (+2,41%)
     
  • Petróleo WTI

    52,87
    +0,10 (+0,19%)
     
  • EUR/GBP

    0,8879
    +0,0001 (+0,01%)
     
  • Plata

    25,35
    -0,13 (-0,53%)
     
  • IBEX 35

    7.897,30
    -139,10 (-1,73%)
     
  • FTSE 100

    6.638,85
    -56,22 (-0,84%)
     

Volvo está cocinando el coche más seguro del mundo (y el más divertido)

Sports International Editors

Afeitarse, dormir, ver un informativo de la televisión, disfrutar del último episodio de tu serie favorita, zascandilear por Internet… Hay cientos de cosas más divertidas y útiles que hacer que perder el tiempo en un atasco. Pero ninguna de ellas se puede hacer al volante. Hasta ahora. Porque Volvo quiere que el tiempo que se pierde en avanzar penosamente hasta el trabajo sea divertido y seguro. Extremadamente seguro. ¿Cómo? Con su Concept 26.

El Concept 26 tiene un nombre tan poco atractivo porque es precisamente eso, un concepto y no una realidad. Es un modelo sobre el que están trabajando los ingenieros de la casa sueca para un futuro, o para por lo menos utilizar algunas de sus características para los coches del mañana.

Volvo Concept 26
Volvo Concept 26



El número 26 ha sido elegido porque 26 son los minutos que pasan en sus coches de media los norteamericanos para llegar al trabajo. Un tiempo que para Volvo puede ser utilizado para muchas cosas. Sobre todo si el coche se conduce solo.

El Concept 26 dispone de un piloto automático que permite la conducción totalmente segura hasta cualquier destino. En Volvo confían tanto en este sistema, que se han dedicado a añadir extras al interior del vehículo que son dignos de un asiento de primera clase de una aerolínea asiática.



Por ejemplo, un enorme tablet en la zona de la palanca de cambios con la que controlar la música.  O una gigantesca pantalla en la que se pueden ver la televisión. También destaca una mesilla plegable que serviría de superficie para que los conductores apoyen su café y desayunen tranquilamente.

[Te puede interesar: Facebook quiere ser Snapchat: prueba un sistema de autodestrucción de mensajes]

El espacio del habitáculo se hace más grande gracias a que el volante se puede replegar. Y si alguien quiere echarse un sueñecito, también puede hacerlo: los asientos se reclinan casi por completo.

Todas estas opciones están disponibles cuando el coche se encuentre en situación de conducción automática: en determinadas autopistas en las que solo es necesario mantener una velocidad y a lo sumo pararse por un atasco. Los sensores del automóvil detectan las curvas, los carriles y la presencia de otros coches para que el conductor pueda dedicarse a leer. Suena a ciencia ficción, pero este modo ya está siendo probado en las carreteras de Suecia.



Cuando la vía es más intrincada o el coche se encuentre en un núcleo urbano, el modo autónomo no puede ser utilizado, y es el conductor el vuelve a tomar el control. En ese momento, ni la televisión está disponible, ni los asientos se pueden reclinar excesivamente ni a mesilla puede ser sacada.

Cero víctimas mortales para 2020
El Concept 26 forma parte de un ambicioso desafío de Volvo llamado Vision Zero, que espera que para el 2020 ninguno de sus coches se vea implicado en ningún accidente mortal ni que tampoco sus conductores queden gravemente heridos tras sufrir uno. El objetivo ha sido marcado por el gobierno de Suecia, que quiere que en el país deje de haber muertos en la carretera.

Para lograrlo, la empresa está revisando todos los últimos accidentes mortales en los que ha habido un Volvo de por medio, para implementar mejoras. El sistema de investigación es similar al que se produce tras un accidente aéreo, y con él se espera cumplir tan ansiado logro. ¿Tomarán nota el resto de marcas?