Mercados españoles abiertos en 7 hrs 48 min

Smart Battery Case, la funda oficial que convierte el iPhone 6s en un ladrillo (para espanto de Steve Jobs)

Sports International Editors

Para Steve Jobs el iPhone era una máquina de diseño perfecto. Consideraba que el iPhone 5, que fue el último modelo al que el fundador de Apple dio el ok, era una obra maestra de la funcionalidad y de estética apabullante. Por eso siempre despreció las fundas con las que los usuarios escondían lo que él consideraba unas líneas perfectas.

El genio parecía olvidar que la gente cubría sus carísimos teléfonos para evitar que se dañaran, cosa harto frecuente. Tras el fallecimiento de Jobs, Apple empezó a vender sus propias fundas, y además sin ningún tipo de complejo: desde el principio las venden como un sistema de protección para el móvil. Pero una cosa es una funda que se ajusta al teléfono, y otro, una que rompa por completo su diseño, algo que seguro que a Jobs no le haría ni pizca de gracia.  

Smart Battery Case
Smart Battery Case

 

Y eso es lo que ha hecho ahora Apple. La compañía ha paso más allá y por primera vez va a comercializar una funda con una  batería externa incorporada, para que además de amortiguar los golpes y evitar que la pantalla se destroce a la más mínima caída, la autonomía del gadget se vea incrementada.

La Smart Battery Case es una funda de silicona con una batería externa en la parte de atrás. Puesta en un iPhone 6 o en un 6s (los únicos modelos compatibles) los hace mucho más duraderos, pero también los convierte en pequeños ladrillos, gracias a la ‘chepa’ que se forma en su exterior.

Con la Smart Battery Case el móvil puede estar encendido y funcionando sin problemas durante 25 horas, prácticamente el doble de lo que dura la batería de serie al iPhone. Como otros aparatos similares, la funda se conecta directamente al puerto lightning y desde ahí va cargando de energía al aparato. En concreto, no llega a cargarlos por completo: solo consigue un 80% extra.

[Te puede interesar: Ahorro de impuestos y jugosas inversiones: lo que esconde la 'caridad' de Mark Zuckerberg]

La funda inteligente cuesta en Estados Unidos 99 dólares más impuestos, y en Europa se vende por 119 euros. Sí, hay productos de la competencia que hacen lo mismo y cuestan la mitad, pero como viene siendo habitual en el mundo de la manzanita, no son oficiales, y por lo tanto pueden dar problemas de compatibilidad o directamente, no funcionar.

No sabemos si Smart Battery Case se va a convertir en una tradición y acompañará la salida del iPhone 7. Seguro que Steve Jobs -y muchos usuarios- preferiría que el teléfono contara con una mejor batería de serie, en vez de recurrir a un feo y caro (pero útil) periférico.