Mercados españoles abiertos en 7 hrs 48 min

Los Sims 4, catalogado para mayores de 18 años en Rusia por “propaganda homosexual”

Tecnología y redes
Los Sims 4

La espiral de locura homófoba sigue en Rusia. Después de que el pasado verano Vladimir Putin aprobara la controvertida ley ‘contra la propaganda homosexual’, mediante la cual se castiga con multas y penas de cárcel la “publicidad de relaciones sexuales no tradicionales” a menores de edad, ahora toca su aplicación.

Y el “criminal” que está incumpliendo la ley no es otro que Electronic Arts, el gigante del mundo del ocio electrónico, por culpa de los Sims 4. Porque la última entrega de la popular saga de simulación real, el videojuego favorito de muchos adolescentes, ha sido clasificado en la madre Rusia como juego “solo para adultos”.

La cuenta de Twitter de Los Sims transmitió la noticia con el siguiente mensaje “Los Sims 4 reciben una calificación de +18 de acuerdo con la Ley número 436-FZ ‘para la protección de los menores de cualquier propaganda de relaciones sexuales no tradicionales”. Esta ley fue promulgada en 2010 para evitar que los niños rusos fueran expuestos a pornografía y violencia -como otras leyes que están vigentes en la mayoría de países de occidente- pero la enmienda que Putin aprobó en 2013 mete en el mismo saco al gore, el sexo explícito y la homosexualidad.

[Relacionado: Dimite un candidato del Partido Conservador británico por sus tuits anti-islámicos y homófobos]

En Los Sims podemos meternos en la piel de un hombre o una mujer y manejar su vida por completo: podemos trabajar, divertirnos, comprar, diseñar una casa, relacionarnos con otros personajes y establecer relaciones, ya sean heterosexuales u homosexuales. Y este último aspecto es lo que parece asustar a las autoridades rusas.

Las relaciones sexuales en los Sims nunca son explícitas y jamás se ven. En España, el juego está indicado para mayores de 12 años, como en el resto de Europa y en Estados Unidos.

Pero no solo en Rusia ha habido problemas con los videojuegos que tuvieran algo que ver con los gays. La semana pasada, Nintendo tuvo que pedir disculpas por no permitir matrimonios gays en su juego Tomodachi Life. En un primer momento, la compañía de Super Mario explicó con un pobre comunicado que no iba a permitir que los personajes del mismo sexo del juego pudieran mantener relaciones, al contrario de lo que pasa con los avatar heterosexuales.

Nintendo eligió una desafortunada frase para explicar este hecho: “Las opciones de relación entre personas en el juego representan un mundo alternativo más que una simulación de la vida real”. Este argumento no gustó nada de nada a los colectivos LGTB.

La polémica surgió tras producirse un error en el juego que permitía que los personajes del mismo sexo pudieran tener relaciones entre sí. Esta vulnerabilidad fue rápidamente solucionada por Nintendo, y justificó la imposibilidad gay en su juego con la frase de marras.

Aunque el gigante japonés parece haber salido escaldado de la polémica, ya que al pedir disculpas por sus explicaciones también prometieron que las futuras versiones de Tomodachi permitirían las relaciones homosexuales.