Tecnología y redes

El ordenador que funcionaba con agua

Cuando se habla de la historia de los ordenadores, se suele hablar de los ingenieros ingleses y americanos que construyeron los primeros. Pero la informática también se desarrolló en otros países, como la Unión Soviética. En el antiguo estado comunista se creó un revolucionario computador que funcionaba ¡a base de agua!

Hoy en día, en plena era de los ultrabooks, las tabletas y los teléfonos inteligentes, nos choca muchísimo la imagen de los gigantescos ordenadores de antaño. Acostumbrados como estamos al silicio, al plástico y al tamaño mínimo, cuando vemos una de esas moles de metal (o incluso madera), nos sorprendemos. ¿Cómo se usaban? ¿Eran potentes?  ¿Quién los utilizaba?

[Relacionado: Ultrabooks, los nuevos ordenadores de moda junto a los 'tablets']

La historia nos dice que los primeros ordenadores tenían una capacidad de cálculo bastante limitada, que eran utilizados por ingenieros en universidades o con propósitos militares y que, para usarlos, había que introducir cartones perforados. Como 'Colossus', el considerado primer ordenador electrónico de la historia, creado en 1943. Fue utilizado por Reino Unido, con equipo dirigido por Alan Turing, para descodificar los mensajes de radio cifrados de los alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Funcionaba con electricidad, un dato que parece obvio, pero que cobra importancia por el ordenador del que vamos a hablar ahora.

Pero poco antes de que se crease 'Colossus', el científico soviético Vladimir Lukyanov fabricó en 1936 un ordenador que funcionaba gracias al agua. Este aparato fue el primero capaz de resolver ecuaciones en derivadas parciales, todo un logro en su época.

La máquina funcionaba gracias a una serie de válvulas, tuberías y tanques por los que el líquido elemento circulaba. La forma de introducir información en el sistema se conseguía accionando llaves con las que se controlaba la presión del agua en diferentes recipientes. De esta forma, no hacía falta la electricidad.

Este fantástico ordenador se utilizó también para predecir los cambios de la economía soviética, haciendo que el agua hiciera las veces de dinero, y el aparato, una especie de simulador de la sociedad. En esta imagen se puede observar cómo funcionaba para estos menesteres.

Este invento no se quedó en una mera anécdota o rareza. Fue el primero de muchos ordenadores hidráulicos que se utilizaron en la Unión Soviética hasta bien entrada la década de los 70 para ayudar a los científicos en campos como la geología, la metalurgia e incluso para diseñar cohetes. Solo a partir de los años 80, cuando se popularizaron los ordenadores personales, se dejaron de utilizar los ordenadores hidráulicos, como se explica en este artículo del blog de Pruned.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD