Mercados españoles abiertos en 5 hrs 40 min

Ocho consejos para mejorar nuestra red Wifi

Tecnología y redes

Mucha gente cree que el Wifi que tenemos de casa es un poco como la familia: nos ha tocado lo que nos ha tocado y no se puede ni cambiar ni mejorar. Pero esta idea fatalista es mentira: podemos hacer que nuestra red inalámbrica sea mucho más efectiva si seguimos esta serie de consejos.


Velocidad
Antes de nada, es necesario aclarar la terminología Wifi. En realidad, el verdadero nombre de este tipo de redes es un número: el 802.11, que es el estándar técnico marcado por el Instituto de Ingeniería Electrica y Electrónica en 1997. A ese número siempre le acompaña una letra, para indicar las diferentes versiones. Puede ser a,b,g,n… Por lo general, cada nueva versión es más rápida y estable que la anterior, pero según avancen las letras en el abecedario no significa que el Wifi sea más rápido. Por ejemplo, 802.11a es más rápido que el 802.11b.

Una vez sabido esto…
La última versión del protocolo Wifi es la 802.11ac, que es tres veces más rápida que la anterior, la 802.11n. Cada antena de un router 802.11ac es capaz de emitir 1.300 metas de datos por segundo, mientras que la versión n ‘solo’ podía con 450 megas. Así que ya tenemos la primera pista: si nos hacemos con un router 802.11ac, nuestra red mejorará una barbaridad.

Encuentra el lugar adecuado
No es lo mismo poner el router en una habitación pequeña al fondo de un largo pasillo, que en nuestro salón o que en el centro de la casa. Encontrar el mejor lugar puede hacer que la señal mejore de manera ostensible. Y para conocer ese lugar mágico, nada mejor que aplicaciones como Cloudcheck o Amped Wireless. Con ellas en nuestro móvil o en nuestro portátil podremos pasear por el hogar analizando qué puntos son los mejores para plantar el router.







[Relacionado: El mejor lugar para colocar el router en casa]


Toquetea las antenas
Como decíamos al principio, muchos cometemos el error de conformarnos con la configuración y el aparato que nos ha proporcionado nuestro operador de Internet. Pero si jugamos un poco con estos dos parámetros, podemos ver mejoras espectaculares. Como la que promete la página web Free Antennas: siguiendo estas instrucciones podremos añadir a nuestro router una antena parabólica hecha en casa que mejore la emisión de Wifi.

Cambia de canal
A veces, los rotures más antiguos emiten en frecuencias que ya están siendo utilizadas por otros aparatos  como móviles, microondas o el router del vecino. Esto causa interferencias y mal funcionamiento. Si queremos saber si estamos sufriendo este problema, podemos usar programas como Wifi Scanner para Mac  o Wifi Channel Scanner para Windows.

Si encontramos algún problema, podemos cambiar los canales de nuestro router desde la página web de su configuración. Suelen ir del 1 al 11, y solo tendremos que cambiar el número en el que esté por defecto. Para encontrar la página de configuración del router, ponte en contacto con tu operador.

Utiliza dos bandas
Muchos router operan en dos frecuencias: 2,4 GHz y 5 GHz. Si usas las dos, podrás tener dos redes Wifi simultáneas con un solo router. Así puedes conectar unos aparatos a una y otros a otra. Las frecuencias más elevadas suelen ser menos las menos usadas, y por tanto, las más rápidas.

Conecta cables siempre que puedas
Por muy moderno que sea un router, no hay conexión más rápida y más segura que un cable.  Así que intenta que muchos de tus aparatos estén enganchados físicamente al aparato, y así dejen espacio libre en la red inalámbrica. Esto es muy recomendable para consolas o centros de entretenimiento, dos tipos de aparatos que ‘chupan’ mucho ancho de banda.

Artículo original publicado en Yahoo Tech.