Mercados españoles abiertos en 6 hrs 12 min

Un mapa de Internet de 1969 se hace viral

Technologia y redes

El primer mapa de Inernet data de 1969, pero misterios de la red, no se ha hecho viral hasta hace dos semanas. En la foto se puede ver como un triángulo de prestigiosos centros académicos disfrutaban de algo que hoy en día es casi un derecho universal. Resulta impresionante comparar este mapa de hace casi 50 años con uno de ahora.

En 1969, Internet ni siquiera se llamaba Internet. Era Arpanet, una red de computadoras que unía diferentes laboratorios de universidades norteamericanas y del departamento de Defensa. El mismo año que el hombre pisó la luna Arpanet unía ya cuatro centros: la Universidad de UCLA, el Augmentation Research Center en el Instituto de investigación de Stanford, la Universidad de California y el departamento gráfico de la universidad de Utah.

[Relacionado: Un ordenador del tamaño de una tarjeta SD]

Los ordenadores conectados eran un SDS 940, un IBM 360, un SDS Sigma 7 y un PDP-10. Cada uno de ellos tenía un precio de 300.000 dólares y un coste de mantenimiento de unos 6.000 dólares al mes.

No fue parte de la Guerra Fría

Existe la creencia popular de que Arpanet fue creada para comunicarse en caso de ataque nuclear, una posibilidad que a finales de los 60 era real, pero nada más lejos de la realidad: fue una idea de los informáticos Joseph C. R. Licklider, Ivan Sutherland y Bob Taylor para compartir información a través de ordenadores.

Seis meses después del primer mapa de Internet, en junio de 1970 Arpanet pegó el salto a la costa este de Estados Unidos, con la unión de dos nuevas universidades a la red: la de Harvard y el MIT de Massachusetts. La empresa BBN también se unió a Arpanet para compartir datos con el resto de centros.

El salto a Europa

La red siguió creciendo en los siguientes meses, y el siguiente gran salto se produjo en septiembre de 1973, cuando se unió el primer nodo no estadounidense a la red. El elegido fue NORSAR, un centro de investigaciones sismológicas y de detección de explosiones nucleares situado en Noruega. Desde allí, Arpanet saltó a Londres.

En los siguientes 4 años Arpanet creció de forma exponencial. En 1981 existían 213 ordenadores concentrados entre sí, y uno nuevo se sumaba a la unión cada 20 días. 1983, los militares estadounidenses decidieron escindirse de Arpanet y crear su propia red de comunicaciones internas y secretas denominada Defense Data Network (DDN), dejando Arpanet para los científicos.

Poco después, en 1986, se creó la NSFNET, una red de que utilizaba el protocolo TCP/IP, base del actual Internet, y que fue creada por el Gobierno de Estados Unidos para unir centros escolares. El éxito de NSFNEt fue tal, que su estructura muchas veces quedó saturada.

Cuando en los años 90 los centros de investigación europeos, con el CERN a la cabeza, unieron sus redes a los ordenadores norteamericanos, africanos y asiáticos, usando los protocolos TCP/IP se formó el germen de lo que hoy conocemos como Internet. Un poco después los proveedores de Internet comercializaron el producto, los buscadores lo organizaron y los usuarios lo disfrutaron. El resto ya es historia.