Mercados españoles abiertos en 4 hrs 23 min

El Touch ID 'ardiente' el problema que están sufriendo algunos usuarios del iPhone 6s

Tecnología y redes

El iPhone 6s ya tiene su mini escándalo. Si el iPhone 4 no era capaz de tener suficiente cobertura, el iPhone 5 se rayaba con solo mirarle y el iPhone 6 Plus se doblaba a la mínima presión, ahora el problema que están experimentando los compradores del último teléfono de Apple es un botón de ‘home’ demasiado caliente.

Al parecer, los teléfonos nuevos -apenas llevan 15 días en el mercado- se apagan solos cuando queda bastante batería y el botón en el que está situado el lector de huellas dactilares Touch ID se recalienta sin venir a cuento, alcanzando una temperatura tan elevada que nadie puede poner el dedo encima. Esta parte del teléfono es esencial para su uso, por lo que al presentarse esta circunstancia, el móvil no puede ser usado. Además, en muchos casos el terminal no puede volver a encenderse.



Las primeras denuncias de este hecho han llegado a la web 9to5Mac y rápidamente se han trasladado en Twitter. Allí, varios usuarios han compartido su experiencia:

Mi iPhone 6s se ha apagado con el 50% de batería y el botón de home se ha calentado tanto que no lo podía tocar. ¿Una nueva función?

Mi nuevo iPhone (6s) no se enciende tras haberse apagado de manera inesperada. Y tampoco carga. Touch ID está extremadamente caliente. El Genius Bar (el lugar en el que se reparan los móviles en las tiendas Apple) está reservado hasta el lunes.

Por los síntomas descritos, parece que algunas unidades de iPhone 6s se recalientan lo suficiente como para activar el sistema de protección del teléfono, que lo apaga y no permite la carga eléctrica, para evitar que la temperatura suba todavía más.

[Te puede interesar: Las llamadas 'con el trasero' saturan los teléfonos de emergencia en EE.UU.]

A pesar de lo grave del asunto, parece que no son muchos usuarios los que están sufriendo este problema. Nada comparado con el famoso ‘bendgate’, cuando los propietarios del iPhone 6 Plus descubrieron que si guardaban el teléfono en el bolsillo de atrás del pantalón y se sentaban, iban a deformarlo.

9to5Mac se ha puesto en contacto con un portavoz de Apple, quien ha asegurado desconocer el problema del Touch ID ardiente. Así que puede que solo se trate de una situación que afecta a muy pocas unidades… o que Apple realmente no sepa lo que está pasando. De momento, lo único que pueden hacer los futuros compradores del iPhone 6s en España -se pone a la venta el 9 de octubre- es rezar para que no les toque una unidad defectuosa.