Mercados españoles cerrados en 59 mins
  • IBEX 35

    8.511,70
    -199,70 (-2,29%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.961,59
    -58,32 (-1,45%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2060
    +0,0019 (+0,16%)
     
  • Petróleo Brent

    67,29
    +0,24 (+0,36%)
     
  • Oro

    1.776,90
    +6,30 (+0,36%)
     
  • BTC-EUR

    46.538,50
    -500,68 (-1,06%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.269,74
    +35,33 (+2,86%)
     
  • DAX

    15.198,02
    -170,37 (-1,11%)
     
  • FTSE 100

    6.895,25
    -104,83 (-1,50%)
     
  • S&P 500

    4.149,03
    -14,23 (-0,34%)
     
  • Dow Jones

    33.905,05
    -172,58 (-0,51%)
     
  • Nasdaq

    13.871,83
    -42,94 (-0,31%)
     
  • Petróleo WTI

    63,34
    -0,04 (-0,06%)
     
  • EUR/GBP

    0,8627
    +0,0022 (+0,26%)
     
  • Plata

    26,10
    +0,27 (+1,04%)
     
  • NIKKEI 225

    29.100,38
    -584,99 (-1,97%)
     

El ejército de robots que ha empezado a trabajar para Amazon

Sports International Editors

El misterio de los Reyes Magos es cosa del pasado: lo que verdaderamente nos preguntamos hoy en día es como Amazon puede llegar a repartir tantos regalos, tan rápido y casi nunca equivocándose. Si Santa Claus tiene a sus pequeños ayudantes, la compañía de Jeff Bezos tiene un ejército de robots.

Hace un par de años, los medios de comunicación se llenaron de historias terribles sobre trabajadores de los almacenes de Amazon. Poco sueldo, jornadas maratonianas antes de Navidad, muchísimas horas de pie recorriendo los fríos depósitos en los que se encuentran los productos, jefes que no permitían ningún fallo… El panorama que pintaban esas crónicas era más digno de la del siglo XIX que del XXI.



Pero parece que Amazon se ha puesto las pilas para ayudar a sus trabajadores, al menos en Estados Unidos. La compañía ha empezado a implementar un complejo sistema robótico para aligerar las tareas de recogida, empaquetado y envío de los productos que pasan por sus almacenes.

Los robots Kiva
La empresa utiliza los robots Kiva, una tecnología que compró en 2012 y que ha ido perfeccionando hasta poderle dar un uso dentro del engranaje de sus operaciones, que a muchos nos recuerdan a los aspiradores Roomba, y que son capaces de arrastrar muebles enteros hacía los empleados -humanos- que recogen los paquetes.

Según explica David Clark, vicepresidente de operaciones mundiales de Amazon, los robots obedecen a un ordenador central que les indica un código. Los Kiva van buscando por el suelo hasta que encuentran el lugar al que tienen que ir, que está indicado con una pegatina que pueden leer. A continuación, se meten debajo de ellos, lo elevan y lo trasladan al lugar en el que se encuentran los trabajadores. En el siguiente vídeo se puede ver todo el proceso.

Un ahorro del 20%
Uno de los primeros almacenes en donde han entrado en funcionamiento es el que se encuentra en la ciudad de Tracy, en California.  Allí han empezado a trabajar 3.000 robots, que se unen a 1.500 trabajadores de tiempo completo que allí desempeñan sus funciones.

[Realcionado: El Gangnam Style ‘ha roto' You Tube]

Según el ejecutivo de Amazon, la llegada de los Kiva reduce los costes de las operaciones un 20%. Y no porque se vayan a despedir a los trabajadores, sino porque les ayudan en sus tareas y hacen que sean más eficientes.

Repartidores en bicicleta
A la vez que Amazon apuesta por la más alta tecnología, también estudia implantar un sistema mucho menos sofisticado pero igual de efectivo: repartidores en bicicleta.

El gigante quiere que en ciudades como Nueva York sus compradores puedan disfrutar de sus productos tan solo una hora después de adquirirlos. Y aunque lo más probable es que en unos años sean los drones los que hagan estas entregas exprés, ahora parece que lo más factible es utilizar seres humanos sobre dos ruedas.

Los repartidores de Amazon esquivarían los atascos y operarían desde unos almacenes situados en el centro de Manhattan. El servicio se llamaría ‘Amazon Prime Now’ y de momento está en fase de pruebas, según informa el Wall Street Journal.