Mercados españoles abiertos en 3 hrs 9 min
  • S&P 500

    4.662,85
    +3,82 (+0,08%)
     
  • Nasdaq

    14.893,75
    +86,95 (+0,59%)
     
  • NIKKEI 225

    28.346,30
    +222,02 (+0,79%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1423
    +0,0008 (+0,07%)
     
  • Petróleo Brent

    86,14
    +0,08 (+0,09%)
     
  • BTC-EUR

    37.466,14
    -507,57 (-1,34%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.027,47
    +1,74 (+0,17%)
     
  • Oro

    1.819,50
    +3,00 (+0,17%)
     
  • HANG SENG

    24.240,11
    -143,21 (-0,59%)
     
  • Petróleo WTI

    84,09
    +0,27 (+0,32%)
     
  • EUR/GBP

    0,8346
    -0,0002 (-0,02%)
     
  • Plata

    23,04
    +0,12 (+0,53%)
     
  • IBEX 35

    8.806,60
    -10,30 (-0,12%)
     
  • FTSE 100

    7.542,95
    -20,90 (-0,28%)
     

Cómo descargarse toda la información de tu cuenta de Facebook, Twiter o Google

Cada día subimos más y más contenido personal a las redes sociales, pero no guardamos una copia de esta información. Y no lo hacemos porque confiamos plenamente en Facebook o Twitter, y creemos que sus servidores nunca nos van a fallar y hacer que perdamos todas las fotos que hemos subido. Ellos no son como nuestro móvil, que se puede quedar olvidado en la mesa de un restaurante o puede acabar destrozado en el suelo.

Pero aun así, no está de más almacenar en nuestro disco duro un backup de todo lo que hemos subido a estas redes sociales. Desde 2010, Facebook ofrece esta opción, desde 2011, Twitter también y la ultima en unirse fue Google en 2012. Solo hay que buscarla y descargar las imágenes de nuestras vacaciones, nuestros tuits enfurecidos cuando vimos a Casillas cantando en el Mundial de Brasil o lo que sea que hayamos subido a Google +.

 

Facebook

Para descargarnos nuestra vida virtual, solo tenemos que ir a ajustes (en la barra superior azul, pulsamos en la flecha que apunta hacia abajo, a la derecha del todo) y en ‘ajustes generales de la cuenta’  veremos la opción, ‘descargar una copia de tus datos de Facebook’.

A continuación, tendremos que introducir nuestra contraseña. Facebook nos enviará un mail a nuestra cuenta de correo en el que nos avisará de que está preparando un archivo de descarga en el que estarán todos nuestros datos. Cuando esté listo, recibiremos otro mail con un enlace de descarga y por fin podremos descargar el archivo en formato zip con toda nuestra historia facebookiana.

Al descomprimirlo, veremos que toda la información está ordenada en tres carpetas: video, fotos y html. Podremos acceder a los datos a través del archivo ‘index.html’: cuando lo cliquemos, se abrirá una ventana de nuestro navegador predeterminado y podremos bucear en nuestro perfil. Allí veremos todo lo que hemos hecho en Facebook, desde actualizaciones de estado hasta las fotos que hemos subido o nuestros gustos. También podremos ver las direcciones de correo electrónicas de nuestros amigos.

 Aunque quizás la parte más curiosa es la de ‘anuncios’. En ella podremos ver en qué anuncios hemos clicado, qué tipos de anuncios son los que Facebook nos ha mostrado y qué publicidad nos podría interesar. Esta última parte aparece organizada como hashtags: si nos hemos hecho seguidores de la página de Steven Spielberg, seremos susceptibles de recibir anuncios en nuestro perfil de #stevenspielberg.

Esta parece que es la forma en la que Facebook nos clasifica de cara a sus anunciantes. Así sería la base de la publicidad personalizada de la red social: de esta manera las empresas que contratan campañas se aseguran llegar al público que más les interesa.

[Relacionado: El lado oscuro del ‘derecho al olvido’ de Google: ¿una amenaza para la democracia?] 

En Twitter

Accedemos a nuestra cuenta, pulsamos en la rueda dentada que se encuentra a la derecha del todo en la barra superior y seleccionamos ‘Configuración’.  Allí pinchamos sobre ‘Solicita tu archivo de Twitter’. Recibiremos un mail con un enlace para descargarnos todos los tuits. En ningún momento nos piden la contraseña de la cuenta, así que el proceso no es muy seguro que digamos.

Como ocurre con Facebook, podremos acceder a toda nuestra información a través de un archivo html que se podrá visualizar con nuestro navegador. Allí podremos ver nuestro historial de tuits clasificado por años y meses, un sistema bastante útil que nos permite ir rápidamente a donde queramos. Incluso estará a nuestra disposición un buscador en el que podremos buscar cualquier palabra que hayamos tuiteado.

Google

El gigante de Internet permite bajar todos nuestros datos almacenados en sus cuentas. Es decir, todo lo que tengamos en Drive, Gmail (incluidos los contactos),  las fotos de Google Photos, nuestro historial de YouTube o los sitios que hayamos buscado en Google Maps. Al contrario que ocurre con Facebook, no podremos acceder a nuestro historial de anuncios ni podremos ver en qué coordenadas-etiquetas nos clasifica Google de cara a sus anunciantes.

Para poder obtener toda esta información, tendremos que ir a la página ‘Descargauna copia de tus datos‘ y entrar en nuestra cuenta de Google.  

 

 

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente