Mercados españoles cerrados en 8 hrs 28 min
  • IBEX 35

    9.007,70
    +20,50 (+0,23%)
     
  • Euro Stoxx 50

    3.947,43
    +1,37 (+0,03%)
     
  • Dólar/Euro

    1,2101
    +0,0025 (+0,21%)
     
  • Petróleo Brent

    68,55
    -0,77 (-1,11%)
     
  • Oro

    1.821,00
    -1,80 (-0,10%)
     
  • BTC-EUR

    42.379,96
    -5.161,20 (-10,86%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.405,40
    -158,43 (-10,13%)
     
  • DAX

    15.150,22
    +30,47 (+0,20%)
     
  • FTSE 100

    7.004,63
    +56,64 (+0,82%)
     
  • S&P 500

    4.063,04
    -89,06 (-2,14%)
     
  • Dow Jones

    33.587,66
    -681,50 (-1,99%)
     
  • Nasdaq

    13.031,68
    -357,75 (-2,67%)
     
  • Petróleo WTI

    65,34
    -0,74 (-1,12%)
     
  • EUR/GBP

    0,8607
    +0,0021 (+0,25%)
     
  • Plata

    27,16
    -0,08 (-0,31%)
     
  • NIKKEI 225

    27.448,01
    -699,50 (-2,49%)
     

Regalan la residencia española al comprar un piso de más de 500.000 euros

Jorge Chamizo

Precios de los pisos a la baja en un país con un mar de ladrillo por vender, mucho agujero bancario que tapar y con un notable atractivo para residir en él por temporadas. El reclamo para los inversores extranjeros es evidente.

El Gobierno ha dado el paso, y después de darle muchas vueltas, pretende ofrecer el permiso de residencia y un visado para circular por Europa a los ricos que compren una vivienda en España de más de 500.000 euros. Una decisión polémica que se ha aplicado ya en otros países. De momento, aunque el Gobierno no acaba de aprobar el proyecto incluido en la compleja Ley de Emprendedores, las empresas y las instituciones españolas ya están ofreciendo esta posibilidad en sus visitas promocionales a Asia. Por ejemplo, en China. En España, por su parte, las agencias que venden este tipo de vivienda de lujo ya han notado los efectos del anuncio. Las muestras de interés crecen.

[También de interés: La vertiginosa invasión extranjera sobre el mercado de la vivienda]


La medida es similar a la que han tomado países como Portugal, Chipre o Reino Unido. La compra de inmuebles a partir de ese umbral por parte de extranjeros les dará derecho a un permiso de residencia por dos años, pero no de trabajo. El Gobierno justifica la medida en que con ella evita el engorro a estos ciudadanos extranjeros de tener que salir del país cada noventa días a renovar sus visados.

Se trata por tanto de un gesto hacia inversores con rentas altas que no obstante deberán pasar todos los controles preceptivos del Ministerio del Interior para comprobar aspectos como la ausencia de antecedentes penales. Aquí los socios de la Unión Europea tienen mucho que decir, porque el permiso y el visado les permite viajar por la Unión Europea. Sin embargo, el permiso de residencia no dará derecho a acceder a la sanidad pública ni a prestaciones de la Seguridad Social, según el Gobierno.

Además, y como requisito adicional, la inversión en un inmueble, ya sea residencial o de otro tipo, tendrá que hacerse con medio millón de euros traídos de fuera de España, es decir, que no se obtendrá permiso de residencia si se pide un crédito en una entidad española.

Hay que tener en cuenta que las ventas de viviendas a compradores extranjeros están siendo una válvula de escape para las inmobiliarias ante un mercado interno todavía muy débil. La mayoría de estas transacciones se cierran con operaciones al contado o bien con financiación ajena pero que los compradores han logrado en su país de origen.

Según los datos del Colegio de Registradores, los extranjeros se hicieron el año pasado con 24.938 viviendas en España, el 8,12% del total. Eso supone un incremento de las ventas del 19,1% respecto a 2011 e igualar el nivel de actividad con clientes extranjeros que el sector mantenía en 2007, antes de que estallara la burbuja. Durante la crisis, los compradores foráneos se han hecho con 111.264 viviendas. Los principales clientes han sido los británicos (29.180 casas), seguidos de los franceses (8.396), alemanes (7.912) y rusos (7.671).

Los detractores de esta medida consideran que la demanda está creciendo por sí misma ante la caída acelerada de los precios, lo cual hace innecesario una medida dirigida a ciudadanos extracomunitarios, básicamente de economías emergentes, a los nuevos ricos de Asia, Oriente Medio, Rusia y Latinoamérica.

IDNet Noticias

@Jorcha