Mercados españoles abiertos en 4 hrs 57 min
  • S&P 500

    4.395,26
    -23,89 (-0,54%)
     
  • Nasdaq

    14.672,68
    -105,62 (-0,71%)
     
  • NIKKEI 225

    27.764,38
    +480,79 (+1,76%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1864
    -0,0011 (-0,09%)
     
  • Petróleo Brent

    76,39
    +0,06 (+0,08%)
     
  • BTC-EUR

    33.439,93
    -1.989,27 (-5,61%)
     
  • CMC Crypto 200

    959,50
    +9,60 (+1,01%)
     
  • Oro

    1.813,40
    -3,80 (-0,21%)
     
  • HANG SENG

    25.877,14
    -83,89 (-0,32%)
     
  • Petróleo WTI

    73,01
    -0,94 (-1,27%)
     
  • EUR/GBP

    0,8538
    +0,0002 (+0,02%)
     
  • Plata

    25,43
    -0,11 (-0,44%)
     
  • IBEX 35

    8.675,70
    -110,60 (-1,26%)
     
  • FTSE 100

    7.032,30
    -46,12 (-0,65%)
     

¿Saneamos la banca para esto? Las pymes pagan el crédito más caro del euro

El saneamiento de la banca española ha costado muchísimo dinero público y muchos puestos de trabajo. Se han tenido que pedir prestados a Europa más de 40.000 millones de euros a los que hay que sumar otros tantos miles gastados previamente en sostener varios bancos. El ajuste de plantilla ha sido brutal. Desde 2009, el conjunto de las entidades financieras españolas ha recortado sus plantillas en alrededor de 30.000 empleos, el 70% de lo que se prevé en total.

La mayoría, a través de prejubilaciones y bajas voluntarias e incentivadas, en condiciones más ventajosas que los empleados de otros sectores. Ahora bien, estos recursos parecen haberse agotado ya que, desde enero pasado, las entidades han recurrido a las facilidades que la reforma laboral introduce para despedir a los trabajadores con 20 días.

Pues bien, pese a que el país ha asumido esa costosa reforma financiera, los resultados son realmente nefastos, al menos por ahora. El crédito no fluye y los bancos cada vez pagan menos por el dinero que depositan los ahorradores por indicación del Banco de España. Y el poco dinero que se presta es carísimo, sobre todo para los particulares y para las medianas y pequeñas empresas.

[También de interés: Banca, ¿para qué te quiero? La familia y los amigos son ya la primera opción para conseguir dinero]

España es de hecho, el país de la zona euro donde existe un diferencial mayor entre el interés que los bancos aplican a las grandes empresas y el que cobran a las pequeñas y medianas, muy superior a la media de la zona euro, según los datos que elabora el BCE en su boletín mensual y que ha publicado El Confidencial. Y eso que esa diferencia se ha reducido algo en los últimos meses, tras tocar máximos el otoño pasado. Esta situación se explica, según la autoridad monetaria, por factores como la aversión al riesgo, las exigencias de más capital a las entidades o la falta de competencia. En resumen que nuestro sistema financiero no funciona.

Las condiciones de financiación para las pymes se deterioraron en todos los países en los años de la crisis financiera global, 2008 y 2009, posteriormente se normalizaron y volvieron a empeorar a partir de 2011, cuando el BCE subió los tipos. Pero el caso español es especial, puesto que estas condiciones nunca llegaron a volver a los niveles anteriores a la crisis, y en 2012 su empeoramiento fue mucho mayor que en los demás países.

De hecho, el diferencial entre los tipos aplicados a los préstamos por un volumen inferior a un millón de euros y los que superan esa cifra ha llegado a rebasar los 2,50 puntos porcentuales, nivel en que se encuentra actualmente. Si tomamos los préstamos empresariales inferiores a 250.000 euros frente a los superiores al millón -es decir, las empresas más pequeñas-, la diferencia es aún mayor y el año pasado llegó a superar los tres puntos.

En conjunto, el crédito global a sociedades no financieras en España es el segundo más caro de la zona euro, sólo superado por Italia, aunque en este caso sí se ha relajado significativamente respecto a los momentos de máximo estrés de 2009, siempre según este estudio.

Si analizamos también el crédito a particulares, vemos que el tipo medio de las hipotecas no para de subir en los últimos meses pese a que cada vez se firman menos préstamos de este tipo. El tipo medio supera ya el 4,58%, más de cuatro puntos porcentuales por encima del Euribor. Es uno de los diferenciales medios más altos que se ha registrado en muchos años en nuestro país. El resultado es que apenas el 30% de las pocas viviendas que se compran se financian ya gracias a la banca.

IDNet Noticias

@Jorcha

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente