Mercados españoles cerrados

Rajoy, ese gran trilero de las cuentas públicas

La otra cara de la moneda

Estupefactos nos ha dejado Rajoy a todos. Como si mago, prestidigitador o, peor aún, trilero de esquina en céntrica calle fuera, el presidente nos vuelve a sorprender con otro cambio, y van seis en poco menos de dos años, en las cifras del déficit del Estado. Dice ahora Rajoy que el desfase de déficit de España en 2012 fue del 6,8% rectificando la rectificación que se hizo hace apenas unos meses a instancias de una muy enfadada Bruselas. La Comisión nos obligó en ese momento a subir la cifra del 6,8% anunciado por el Gobierno a comienzos de año al 7%.

El problema es que la maltrecha reputación sobre nuestra gestión pública vuelve a quedar en entredicho una vez más. Desde que el Gobierno llego al poder en diciembre de 2011, se han hecho cuatro modificaciones de las cifras de 2011 y 2012 y Bruselas ha obligado a hacer otras dos.

La primera llegó nada más acceder al poder. En diciembre de 2011 el Gobierno anunció que la previsión de cerrar el año con el 6% fijada por el anterior Gobierno de Zapatero era errónea y la elevó hasta el 8%, en 20.000 millones más, nada más y nada menos. Al poco, la previsión de cierre de2011 pasó al 8,5% y en mayo de 2012 se elevó hasta el 8,9% como consecuencia de las desviaciones en las cuentas de tres autonomías.

[También de interés: Rajoy tanto disimular para al final asumir todos los recortes e impuestos fijados por Bruselas]

Pero este nuevo retoque no pasó el examen de Bruselas, alerta ante tanto cambio en las cifras de una variable tan importante. En octubre de 2012 Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea, elevaba finalmente el déficit de 2011 de España hasta el 9,4% del PIB. Esta corrección se producía al computar las ayudas a la banca —Catalunya Caixa, Novagalicia y Unnim— y al contabilizar las facturas impagadas del Gobierno central, las comunidades autónomas y los ayuntamientos. Con las nuevas cifras, sólo Irlanda registró en 2011 un déficit superior al español (13,4%), mientras que Grecia se sitúa al mismo nivel (9,4%). De media, el déficit ascendió en 2011 en la eurozona al 4,1% (frente al 6,2% en 2010) y en el conjunto de la UE al 4,4% (frente al 6,5%).

Ahora está por ver que pasará este año. Parece difícil que se cumpla el objetivo anual porque hasta agosto el déficit de la Administración central ha sido del 4,6%, mientras que el objetivo para el conjunto del año es del 3,8% sobre el PIB. El Gobierno lanza mensajes optimistas y dice que en los últimos meses del año el déficit se contendrá por el aumento de los ingresos en el modelo de cálculo.

Más allá de cumplirlo o no, que es importante, aún lo es más publicar una cifra que sea seria y definitiva. Porque visto lo visto, en vez de quitarnos a los hombres de negro de la Troika de encima en 2014 lo que va a para es que nos los van a mandar cada mes.

IDNet Noticias

@Jorcha