La otra cara de la moneda

La única obsesión de los españoles que pueden ahorrar

La obsesión de los privilegiados españoles que pueden ahorrar es una y sólo una: reducir sus deudas. Es el proceso inverso que se vivió en los años de las vacas gordas. Las urgencias por reducir los compromisos con los bancos y el hecho de que ahorrar se ha convertido en gran medida en misión imposible ha provocado que en 2012 por primera vez desde que hay constancia de este tipo de datos -el año 2001- las familias hayan retirado más dinero de sus productos de ahorro financiero de lo que han sido capaces de aportar.

Este saldo anual deficitario supone que el dinero retirado habría superado en 6.600 millones de euros la cantidad de nuevo ahorro que ha entrado en el sistema. Esta cifra deriva de unas inversiones netas positivas en productos como acciones cotizadas y depósitos bancarios, que se han visto contrarrestadas por fuertes desinversiones en renta fija, según los datos elaborados por la patronal de los fondos de inversión, Inverco.

[También te puede interesar: Amortiza la hipoteca lo antes posible, te permitirá rentabilizar más tu dinero que un depósito]


En 2011, por ejemplo, el saldo ahorrador había sido positivo en 18.800 millones de euros, una cifra que fue a su vez el 54% inferior a la del ejercicio 2010. Se constata por tanto una trayectoria constante hacia el desahorro, que contrasta abiertamente con los más de 100.000 millones de euros nuevos que fueron a parar a productos financieros en el último año antes de empezar la crisis, en 2006.

Una de las causas esenciales que nos han llevado hasta aquí es el bajo nivel de ahorro medio de cada español. El año pasado fue de unos 1.175 euros de media, casi 500 euros menos que en 2011, cuando pudieron destinar alrededor de 1.660 euros de su renta disponible a este fin. Si combinamos estos datos con la incertidumbre y el miedo sobre el futuro, el resultado de la ecuación es claro: la gente prefiere quitarse de encima los compromisos para evitar gastos y eventuales embargos si no se puede hacer frente a la deuda.

[También te puede interesar: Los nuevos depósitos que llegan para colocar nuestros ahorros]

El ahorro medio menguante de cada español se explica a su vez por el descenso generalizado de la renta disponible de los hogares, que ha vuelto a retroceder en 2012 por tercer año consecutivo, de 696.592 millones de euros a 680.000 millones, con lo que se ha situado en niveles de 2007. La renta cae porque cae el PIB, por la imparable destrucción de empleo -el público desciende por primera vez desde 2008-, por las subidas de impuestos y por el endurecimiento de las condiciones de financiación.

Con menor renta disponible y muchas deudas con el banco, los españoles poco margen de maniobra tienen. De hecho, la tasa de ahorro de las familias españolas, es decir, la parte de renta disponible que se puede salvar de los gastos, volvió a reducirse en 2012 por tercer año consecutivo. En los tres primeros trimestres los hogares destinaron al ahorro un 8,8% de su renta disponible y se espera que, cuando se publique el dato del conjunto del año, la cifra baje hasta el 8,1%. En 2011 había sido del 11%. [IDNet Noticias]

@Jorcha

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,060,20%
    SAN.MC
    11,800,38%
    TEF.MC
    4,850,14%
    IBE.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC
    2,270,44%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,70+1,86%
    BKT.MC
    7,13+1,39%
    GAM.MC
    8,03+1,32%
    TL5.MC
    13,53+1,23%
    IDR.MC
    29,930,89%
    ACS.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio
    0,410,97%
    PRS.MC
    29,220,92%
    AMS.MC
    4,510,77%
    NHH.MC
    5,430,53%
    POP.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC

PUBLICIDAD