La otra cara de la moneda

¿Por qué España sí tiene éxito fabricando coches?

Desempleo galopante, consumo bajo mínimos, recortes por doquier y empresas y autónomos al bordel del colapso... Bueno, pues en medio de este panorama depresivo brilla con luz propia uno de los pocos sectores industriales que quedan en el país: el automóvil. Pese al desplome del mercado doméstico –en 2012 se vendió en España la cifra más baja de coches en 20 años- las fábricas están soportando bastante bien la crisis interna y la del resto de Europa gracias a las exportaciones.

Los centros de producción han mejorado mucho su capacidad de competir y eso ha derivado en que la mayoría de los fabricantes hayan decidido poner en marcha planes de inversión y desarrollo de sus fábricas españolas. El reconocimiento de los centros de producción hispanos dentro de sus respectivos grupos industriales es notorio. La fábrica de Opel en Zaragoza es un referente dentro del grupo alemán; el Polo de Volkswagen prácticamente se fabrica en exclusiva en Pamplona y las fábricas castellanas de Renault han conseguido asumir la producción de varios modales en detrimento de otras fábricas del grupo francés en la propia Francia. Nissan negocia una rebaja de las condiciones salariales de los nuevos trabajadores para asignar a la planta de Barcelona la fabricación un nuevo vehículo. Si no se acepta el grupo japonés considera que el futuro de este centro fabril quedará en riesgo.

[También te pude interesar: El fabricante de coches que gana más que las cinco grandes empresas españolas juntas]

Aun así, no toda la música suena afinada en el motor. Seat tiene problemas de exceso de capacidad. Acaba de mandar a casa a 400 trabajadores temporales de la fábrica y ha salvado a 340 de administración a través de un sistema por el que tendrán que trabajar horas extra gratis cuando vuelva a haber más actividad.

Estas decisiones empresariales se explican por varias cifras clave conseguidas gracias a la colaboración de los sindicatos: los costes laborales unitarios del sector en España se han recortado un 4% en los últimos cuatro años, mientras que en otros países europeos han reputando entre el 5% y el 10%. A su vez, se ha llegado a acuerdos para aumentar las horas trabajadas por los empleados, cuyo desempeño anual se sitúa por encima de otros grandes productores del Viejo Continente como Alemania, Francia o Reino Unido.

El resultado es que Renault-Nissan, Ford, Iveco y Seat han anunciado o han puesto ya en marcha nuevos planes industriales para sus plantas españolas que supondrán conjuntamente inversiones por algo más de 3.000 millones de euros y la creación, según los cálculos de las propias compañías, de más de 4.000 puestos de trabajo en los próximos años.

Este año la producción de coches en nuestro país crecerá por primera vez en tres años. La patronal del sector, Anfac, prevé que las diecisiete fábricas españolas aumenten un 11% el número de coches fabricados hasta alcanzar los 2,2 millones de vehículos (unas 200.000 unidades más que este año). Este dato coloca al sector en la senda del objetivo que se ha marcado a medio plazo: fabricar de nuevo 3 millones de automóviles en el horizonte de 2015. Es decir, elevar la producción de cierre de 2012 en cerca del 50% y volver a las cotas de fabricación de comienzos de la pasada década.

De momento, el nuevo plan de ayuda a la compra que acaba de aprobar el Gobierno y la recuperación económica prevista en el segundo semestre del año podrían impulsar las ventas de turismos y vehículos comerciales este año hasta las 850.000 y 900.000 unidades, lo que sería un "éxito" para la industria y para el país.

El mercado doméstico debería apuntalar por tanto el buen ritmo del mercado exterior. La balanza comercial de la industria española del automóvil ha cerrado el año 2012 con un superávit récord, por tercer ejercicio consecutivo, tras el máximo histórico de 6.096 millones de euros contabilizado en 2011. Aunque ha pasado del segundo al cuarto puesto exportador de todos los sectores productivos de España, el superávit comercial creció un 14,6% en los once primeros meses de 2012, hasta alcanzar 6.882,6 millones de euros. A falta de conocer los datos de diciembre (que se espera ratifiquen la tendencia), el superávit comercial del automóvil de 2012 será el más elevado de la historia. A ver si cunde el ejemplo y otros sectores industriales consiguen sumarse a la senda de éxitos de la industria del motor. [IDNet Noticias]

@Jorcha

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,060,20%
    SAN.MC
    11,800,38%
    TEF.MC
    4,850,14%
    IBE.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC
    2,270,44%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,70+1,86%
    BKT.MC
    7,13+1,39%
    GAM.MC
    8,03+1,32%
    TL5.MC
    13,53+1,23%
    IDR.MC
    29,930,89%
    ACS.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio
    0,410,97%
    PRS.MC
    29,220,92%
    AMS.MC
    4,510,77%
    NHH.MC
    5,430,53%
    POP.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC

PUBLICIDAD