La otra cara de la moneda

El ranking de los abusos de las aerolíneas en España

Ryanair copa todo los rankings, los buenos y los malos.  Cada vez transporta más viajeros en España pero también cada vez se acrecienta la percepción de que comete abusos sobre su clientela. Al menos esto se desprende de la última encuesta realizada sobre el comportamiento de las aerolíneas en España por parte de la organización de consumidores Facua.

Según este estudio siete de cada diez usuarios considera que la aerolínea irlandesa es la que comete más abusos, once puntos más que en la encuesta realizada por esta organización el año pasado. En segundo lugar, a gran distancia aparece Iberia, que mejora. Es mencionada por el 10%, frente al 13% de la encuesta anterior.

[Te puede interesar: Toda la informacion sobre Ryanair]

La encuesta de Facua recoge la opinión de 1.089 pasajeros, que ofrecen una visión muy negativa de la situación del sector, al percibir un muy elevado índice de irregularidades por parte de las compañías aéreas y  falta de controles gubernamentales. A Ryanair, siempre envuelta en polémicas, tanto en España como en el extranjero por sus ocurrencias y su peculiar modelo de gestionar el negocio, esta percepción no le impide, sin embargo, seguir creciendo en un mercado en recesión.

Hasta noviembre transportó 27,4 millones de pasajeros, casi un 2% más que en 2011, mientras el mercado español caía en conjunto el 4,6%. Esa imagen que transmite Facua, que ya se ha visto las caras con Ryanair en los tribunales por denunciar ciertas prácticas de la aerolínea, no parece traducirse en rechazo del mercado.

De hecho, es una tendencia de la que se benefician en general todas las aerolíneas de bajo coste, que transportaron 34,7 millones de pasajeros en los once primeros meses del año desde y hacia España, lo que supone un repunte del 1,6% con respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según datos difundidos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Es decir, que las compañías low cost acapararon más de la mitad del tráfico aéreo hasta noviembre, un 58,3%, frente a las tradicionales, que comandaron el 41,7% de los viajeros.  El precio barato se impone, y más en estos tiempos.

Pero al mismo tiempo que aumenta la penetración de estas empresas, se difumina la percepción de los derechos que asisten a los pasajeros. El 71% de los viajeros encuestados por Facua afirma no saber cuáles son sus derechos en caso de pérdida, deterioro o retraso del equipaje. Un porcentaje casi idéntico, el 72%, dice desconocerlos en caso de retraso, cancelación de vuelo u overbooking y las compensaciones que debe abonarles la compañía.

Y lo que es grave, más negativa aún es la percepción sobre el papel de la administración como garante de sus derechos. El 93% de los pasajeros considera que el Ministerio de Fomento no garantiza la protección de sus derechos al entender que sus controles sobre las irregularidades de las compañías aéreas son insuficientes (57%) o hay una ausencia absoluta de estos (36%).

Las comunidades autónomas tampoco hacen valer en este sector sus competencias en materia de protección de los consumidores, advierte la asociación.

En contra de lo que impone la normativa comunitaria, la información sobre el precio del billete que ofrecen las aerolíneas al contratar un vuelo por Internet no es suficiente ni clara desde el principio en la mayoría de los casos, en opinión del 78% de los pasajeros encuestados.

El 80% de los usuarios cree que en la gran mayoría de compañías el precio final es más alto que el ofertado inicialmente y el 15% cree que los precios se hinchan en más o menos la mitad de las compañías.

El 82% de los usuarios indica que la última vez que sufrió una cancelación o un gran retraso, la compañía aérea no le informó sobre sus derechos, algo a lo que están obligadas por la normativa europea. Y de los pasajeros que han reclamado ante una cancelación o gran retraso, sólo el 15% recibió una respuesta satisfactoria por parte de la compañía aérea.

El 85% no recibió la compensación exigida (ni un céntimo en el 49% de los casos y menos de lo que reclamó en el 36%). En definitiva, mucho tienen que mejorar las aerolíneas y mucha información tienen que recabar los viajeros sobre los  derechos que les asisten cuando vuelan. [IDNet Noticias]

@Jorcha