Mercados españoles abiertos en 3 hrs 56 min

El misterioro desplome del crédito que dan los bancos

jorge_chamizo laotracaradelamoneda
La otra cara de la moneda

Getty Images

La economía crece con vigor –el FMI acaba de revisar al alza la previsión para este año- , la preocupación por no disponer de Gobierno sube pero está en niveles poco relevantes y la afiliación a la Seguridad Social muestra signos de robustez. Sin embargo, la banca ha dado la voz de alarma y dice que la demanda de crédito se está desplomando en España.

Es una situación extraña. Parece que el problema radica en la demanda de crédito de las empresas, sobre todo de las pymes. Empezó hace unos meses y el problema se lo han transmitido los responsables de las entidades a los ministros en funciones del Gobierno. Los últimos datos cerrados del sector bancario disponibles, los del cierre del mes de julio, constatan esa caída de la demanda.

El crédito nuevo concedido por las entidades financieras españolas cayó un 28% respecto al mismo mes del año anterior, momento en el que subía un 43%, según datos de La Vanguardia. Pero esa deriva se ha venido produciendo ya desde el mes de marzo pasado, con caídas que oscilan entre el 51% y el 33%.

La caída es relevante en el caso de las hipotecas, aunque solamente desde el mes de julio, y todavía no ha llegado al crédito al consumo, un factor que junto con el turismo y las exportaciones fundamentan los últimos registros del reciente crecimiento de la economía española. Pero la partida más preocupante, y que más trascendencia futura tendrá, es la de los créditos de más de un millón de euros de las empresas, concentrados sobre todo en las pymes. Los bancos aseguran que esta demanda empresarial de crédito prácticamente ha desparecido.

En realidad llueve sobre mojado porque para hacerse una idea de lo que ha menguado el negocio de la banca desde la crisis basta con mirar el saldo del crédito hipotecario, es decir, el dinero que han prestado los bancos para casas y que está pendiente de devolver.

El saldo vivo del crédito hipotecario se situó en 668.735 millones de euros en julio, lo que supone un descenso casi el 40% respecto a los 1,1 billones de deuda vivas de 2010. Es decir, las hipotecas  mueven 400.000 millones menos que hace seis años. Sólo este dato explica muchos de los males actuales que padece la banca.

Las explicaciones son diversas. En el caso de las hipotecas algunos expertos  apuntan a la “superficialidad de la recuperación, que se traduce en bajos salarios y contratos precarios, mientras que la entrada de capital extranjero en el sector inmobiliario y la demanda turística han empujado al alza prematuramente los precios de los inmuebles, situándolos fuera del alcance de la mayoría”  

Y el contexto global tampoco  ayuda, pese a las masivas inyecciones de dinero del BCE en el sistema. El transfondo de la economía española y europea es el Brexit, el bloqueo parlamentario español tras el 20-D y el 26-J, la crisis del proyecto europeo y las dudas sobre países relevantes como Francia, Italia, y, más recientemente, Alemania.

  IDNet Noticias