La otra cara de la moneda

Así es el AVE ‘low cost’ que acabará llegando a España

Renfe acaba de presentar sus nuevos precios rebajados para el AVE. Lo hace en vísperas del proceso de liberalización de este servicio, que empezará en julio y que permitirá la entrada de competidores en las principales relaciones del país. Previsiblemente la empresa de ferrocarriles franceses será una de las primeras que presente candidatura para operar en España y de hecho se prepara para ello.

En Francia se acaba de presentar el AVE low cost, que permitirá hacer ciertos trayectos en el país vecino por 10 euros, el precio más barato del mundo para un tren de este tipo, según la campaña de marketing lanzada por la empresa, la SNCF.

[También te puede interesar: Toda la información sobre el AVE]

Al igual que en el avión, habrá más pasajeros por convoy, no habrá bar ni tampoco clase Premium. El espacio que ocupan en un tren normal estos servicios se utilizará para ofrecer más asientos, un 20% más que en un tren normal, pero con la misma disposición de las butacas.

La marca de este servicio low cost es Ouigo (como 'we go', en inglés) y funciona desde este martes. Los billetes de 10 euros serán los más difíciles de conseguir pero también habrá de 25 euros, y el tope serán 85 euros. Cada año la SNCF ofrecerá 400.000 plazas a estos precios bajos. Es una oferta limitada a ciertos trayectos y habrá que reservar con tiempo.

Aquí en España, Renfe, dentro de la nueva política de precios que acaba de presentar, ofrecerá también en las próxima semanas viajes baratos en alta velocidad. A 21 euros ida y vuelta entre Valencia y Madrid o a 32 euros entre Madrid y Barcelona, que es el trayecto más caro.

Un tren que haga el recorrido Madrid-Valencia un jueves a las 12 del mediodía y que tenga baja ocupación ofrecerá más plazas baratas. Uno que salga a primera hora de Madrid a Barcelona, que es de altísima ocupación, apenas tendrá. De momento, con estos nuevos precios se ha disparado la venta de billetes el 75% en la primera semana en que se han ofrecido.

Estas ofertas son un primer paso. El Gobierno quiere ir más allá e introducir también servicios low cost, no una mera rebaja de precios, sino ofertas similares a las del avión. Porque si no lo hace Renfe a partir de la entrada de competencia lo harán los nuevos operadores. El Ministerio de Fomento ya ha llegado a esbozar el tipo de servicio barato que quiere implantar. Trenes de alta velocidad de dos pisos, con muchos más asientos por convoy, con menos lujo y prestaciones que permitan reducir costes y por tanto precios. No tardaremos mucho en verlo. [IDNet Noticias]

@Jorcha

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD