Economía para todos

¿Merece la pena pagar por una cuenta corriente?

Actualmente, vivir sin cuenta corriente es prácticamente imposible. Ya casi ninguna empresa paga las nóminas en efectivo o con cheques al portador. Algunas compañías de servicios básicos -como agua, gas, luz o teléfono- no aceptan pagos que no se hagan por domiciliación bancaria y, sin tarjeta de crédito, olvídate de realizar cualquier tipo de operación en Internet.

Sabedores de su posición dominante, muchas entidades financieras no tienen reparos en compensar la bajada de sus beneficios aumentando las comisiones que cobran a sus clientes. Por un uso normal de su cuenta, un español paga de media al banco casi 180 euros al año, según un estudio elaborado por la Comisión Europea. Solo los italianos pagan más que nosotros.

[Te puede interesar: Cuatro cosas que no debes hacer cuando pagas con tarjeta de crédito]

Además, según los datos que maneja la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), a pesar de la crisis las comisiones que cobran las entidades financieras no paran de subir. La subida más espectacular es la de la cuota de mantenimiento de tarjeta de débito, que ha subido un 41,86% en los últimos tres años, situándose la media en 19,89 euros al año.

En cuanto a las tarjetas de crédito, según el Banco de España, su cuota de mantenimiento media ha subido un 24,68% en los últimos tres años hasta situarse en 36,93 euros al año. Las comisiones de mantenimiento de cuentas han subido un 30,17% en los últimos tres años, y también han subido los costes de las operaciones más comunes, como ingreso de cheques o emisión de transferencias.

Alternativas a la banca tradicional
Quizá sea difícil escapar de los bancos, pero al menos existen alternativas para minimizar el impacto de las comisiones en nuestra economía doméstica. El método más innovador, pero también más cercano a la banca tradicional, es el llamado 'fresh banking'. Se trata de entidades financieras que ofrecen sus servicios a través de Internet y que reducen prácticamente a cero los costes de mantenimiento de cuenta y de tarjetas.

Otra opción a la que cada vez se suma más gente es la de abrir una cuenta en las entidades de banca ética como Triodos Bank. También conocida como banca social, se trata de un conjunto de entidades financieras cuyos productos no están condicionados exclusivamente al criterio del máximo beneficio y la especulación.

Un paso más allá de la banca ética se sitúa el proyecto Fiare, una red de personas y organizaciones con vocación de crear alternativas dentro del mercado financiero para construir una economía con otros valores al servicio de una sociedad más justa. Además, las cooperativas Coop57 y Casx, son algunas de las opciones más solidarias para depositar nuestro dinero.

Más sobre economía:

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,05+1,72%
    SAN.MC
    4,840,69%
    IBE.MC
    8,88+1,79%
    BBVA.MC
    5,46+4,04%
    POP.MC
    2,26+2,17%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,46+4,04%
    POP.MC
    4,55+3,41%
    NHH.MC
    5,59+3,27%
    BKT.MC
    0,41+2,99%
    PRS.MC
    7,93+2,92%
    TL5.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio

PUBLICIDAD