Economía para todos

Cómo saber el valor de un diamante

Seamos sinceros, a cualquiera que se haya declarado con un anillo de diamantes –o esté pensando en hacerlo– se le habrá pasado por la imaginación, aunque sólo sea por un momento, una duda: ¿y si me están timando? Para los poco duchos en joyería, calcular el valor de los que dicen son ‘los mejores amigos de una mujer’ es una misión casi imposible.

“Hay nada menos que 6.000 tipos distintos de diamantes”, asegura Vashi Dominguez, fundador de Diamond Manufacturers, uno de los principales talleres del Reino Unido en elaboración y distribución de estas piedras preciosas cuyo primer uso documentado por los historiadores fue el de herramienta para afilar y pulir hachas en China hace más de 4.500 años.

[Te puede interesar: La carta a los Reyes Magos de los 'milmillonarios']

Quizá en unas pocas líneas no podamos enseñarte a diferenciarlos todos, pero si podemos darte algunas pistas para evitar que te den un diamante de menor valor del que estás pagando.

En primer lugar, estas piedras preciosas siempre deben ir acompañadas de un certificado de valor en el que se especifiquen sus cuatro cualidades principales: talla, pureza, color y peso. Estas características son las que determinan si un diamante es más o menos caro.

Talla
Es la cualidad más importante de un diamante. Para que un diamante refleje mucha luz y brille más debe estar bien tallado. Hay 8 tallas muy conocidas, la más popular es el brillante.

Un diamante con buen color y gran pureza puede perder una parte importante de su valor si está mal tallado: no brillará y tendrá un aspecto opaco. Los grandes artistas del diamante tienen tallas únicas en las que intervienen hasta 144 aspectos distintos, conocidos en el mundillo de la joyería como ‘facetas’.

Color
En apartado hay una ‘ley universal’: cuanto más incoloro sea un diamante, más pureza tiene. A medida que el tono de color es más amarillento el precio del diamante disminuye, ya que la aparición de color se debe principalmente a la presencia de impurezas o a defectos estructurales.

Sin embargo, como toda regla, tiene una excepción: los diamantes de fantasía –que aparecen en colores rojo, amarillo, azul o verde, entre otros– son muy raros y tienen precio elevado.

Pureza
Depende del proceso de cristalización. A lo largo del tiempo, los distintos procesos de la naturaleza dejan huella sobre los diamantes, son las llamadas ‘inclusiones’. A pesar de que a simple vista no afectan a la belleza de la piedra preciosa, cuantas menos inclusiones tenga se le supone una mayor calidad.

Peso
Es el factor determinante que decide el precio de un diamante, hasta el punto de que un brillante de un ‘quilate’ puede costar cuatro veces más que uno de medio quilate. El quilate es una unidad que tan sólo se utiliza en las gemas y que equivale a 200 miligramos.

Lista de precios
Desde su introducción en 1976, el Rapaport Diamond Report es la lista ‘estandarizada’ a nivel mundial para establecer el valor real de un diamante. El problema es que esta relación de precios es generalmente accesible únicamente al gremio de joyeros.

Por eso es casi una obligación pedir el certificado del diamante en el momento de la compra. Sin él, el precio es casi imposible de determinar y se corre el riesgo de pagar hasta más del doble de su valor real.

Más:

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,060,20%
    SAN.MC
    11,800,38%
    TEF.MC
    4,850,14%
    IBE.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC
    2,270,44%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,70+1,86%
    BKT.MC
    7,13+1,39%
    GAM.MC
    8,03+1,32%
    TL5.MC
    13,53+1,23%
    IDR.MC
    29,930,89%
    ACS.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio
    0,410,97%
    PRS.MC
    29,220,92%
    AMS.MC
    4,510,77%
    NHH.MC
    5,430,53%
    POP.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC

PUBLICIDAD