Economía para todos

Cómo ahorrar en moda sin dejar de ir de tiendas

Con la llegada de la crisis, tenemos que replantearnos nuestras prioridades a nivel de gastos. Vestirse bien sigue siendo una prioridad, pero quizás haga falta cambiar algunas costumbres para dejar algo de dinero para el ahorro.

Y es que, nos guste o no, cada año los españoles nos gastamos una media de 600 euros por persona en ropa. Las prendas se desgastan y los estilos cambian, obligándonos a hacer este desembolso casi inevitable. Aunque para muchos salir de compras es una actividad de lo más cotidiana, para otros supone casi una búsqueda del tesoro, una cruzada a la caza del famoso "bueno, bonito y barato".

[Te puede interesar: Falsos mitos sobre la alimentación que pueden encarecer tu cesta de la compra]

Con un poco de planificación es posible salir victorioso, por eso desde Yahoo! Finanzas te ofrecemos unos consejos para que ir de compras no se convierta en una tortura y consigas encontrar los mejores precios:

1.- De tiendas, los jueves por la tarde
Los establecimientos de moda normalmente se reorganizan los jueves con el fin de reponer las existencias de cara a la fiebre del fin de semana. Ese es el día que debes ir de compras para acceder a las prendas recién llegadas y las mejores ofertas.

2.- La regla de las seis semanas
Aunque la tentación es demasiado grande, no compres en cuanto veas en los escaparates la ropa de temporada recién llegada. Los expertos afirman que entre un mes y medio y dos meses después de su llegada al mercado, las grandes cadenas de moda empiezan a rebajar sus productos. Es lo que algunos llaman 'la regla de las seis semanas'.

Otra gran ventaja que obtenemos aplicando esta norma es que evitaremos gran parte de las compras por impulso: la mayoría de las prendas de las que nos encaprichamos no las necesitamos realmente. El único inconveniente es que corremos el riesgo de quedarnos sin alguna de las prendas que estaban en nuestra lista.

3.- Comprar ropa fuera de temporada
Desde la llegada de la crisis las tiendas 'outlet' han experimentado un 'boom'. Estos establecimientos en los que las marcas tratan de vender sus 'stock' de temporadas anteriores son cada vez más populares. Y es que la moda va tan rápido que las prendas de temporadas anteriores siguen estando de plena vigencia, y suelen ser mucho más baratas.
Esta práctica funciona bien para muchos artículos clásicos o básicos de fondo de armario como trajes, pantalones vaqueros o chaquetas de punto, que nunca pasan de moda.

4.- Aprovechar las ofertas on line
Muchas tiendas de ropa permiten a los consumidores comprar a través de Internet o suscribirse a sus boletines de noticias on line. Las nuevas tecnologías aplicadas a la moda nos permiten acceder a precios exclusivos para la web o enterarnos antes que nadie de las rebajas o eventos puntuales con ofertas especiales.

5.- Planificación
Nos guste o no ir de compras, todos necesitamos ropa. Sin embargo, para evitar comprar de más y en fechas que invitan al consumismo, como Navidad, lo mejor es planificarnos para hacer una gran compra cada temporada.