Economía para todos

Amortiza la hipoteca lo antes posible, te permitirá rentabilizar más tu dinero que un depósito

En cuanto a las hipotecas, no hay secretos. Desde que el derecho romano instituyó esta figura jurídica para legislar el pago de las deudas, la máxima que debe seguir todo ‘hipotecado’ ha sido siempre la misma: págala lo antes posible.

Amortizar la hipoteca significa que pagarás menos intereses. De manera indirecta, estarás ahorrando y sacándole un rendimiento a tu dinero imposible de alcanzar con ningún depósito, sobre todo tras la limitación de los ‘superdepósitos’ aprobada por el Banco de España y vigente desde el 1 de enero de 2013.

[Te puede interesar: La casa más barata de EE.UU. cuesta solo 7 dólares]


Por eso, cuando ganes un dinero extra o recibas una herencia, en lugar de 'darte un capricho', hacer el viaje con el que llevas años soñando o comprarte un coche nuevo, utilízalo para reducir la deuda hipotecaria que tienes con el banco y, si puedes, cancélala por completo.

Quizá a corto plazo no notes tanto el efecto, pero a la larga supone un gran ahorro. De hecho, cuanto antes amortices el capital pendiente, antes dejarás de pagar los intereses sobre ese capital y más ahorrarás. El grueso de los intereses se paga en los primeros años, y a medida que va transcurriendo el tiempo, son cada vez menores.

Un ejemplo: Para una hipoteca media en España de 200.000 euros a un plazo de 30 años y un tipo de interés del 4%, amortizarla a los cinco años supone un ahorro de más de 15.000 euros. Si esperamos hasta los 10 años ahorraremos 11.000 euros, y así sucesivamente.

¿Más rentable que los depósitos?
Actualmente, sí. Antes de la recomendación sobre la limitación de los ‘superdepósitos’ realizada por el Banco de España, la guerra comercial entre bancos había provocado rentabilidades de hasta el 8% que ofrecía en noviembre el Depósito Accionista de Banco Popular.

Con las nuevas normas del juego ya en funcionamiento, la rentabilidad máxima será del 1,75% para los depósitos a menos de un año, del 2,25% para uno a dos años y del 2,75% para los depósitos a más de dos años.

Únicamente las entidades extranjeras, como la holandesa ING Direct o la portuguesa Banco Espirito Santo, pueden hacer ofertas superiores, ya que se rigen por la regulación de sus países de origen.

Por eso, en esta coyuntura, para nuestro bolsillo siempre será mejor apostar por amortizar la hipoteca que buscar rentabilidad en un depósito.

Si tenemos un excedente de 20.000 euros y amortizamos la hipoteca, ahorraremos un 4% sobre esa cantidad; esto es, 800 euros. Sin embargo, si apostamos por el depósito de la cuenta Naranja ING, uno de los más rentables –al 3,30%–, únicamente conseguiremos 660 euros.

Más sobre casas:

Así va la Bolsa

  • Valores más activos
    Valores más activos
    NombrePrecioCambio
    7,060,20%
    SAN.MC
    11,800,38%
    TEF.MC
    4,850,14%
    IBE.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC
    2,270,44%
    SAB.MC
  • Los que más suben
    Los que más suben
    NombrePrecioCambio
    5,70+1,86%
    BKT.MC
    7,13+1,39%
    GAM.MC
    8,03+1,32%
    TL5.MC
    13,53+1,23%
    IDR.MC
    29,930,89%
    ACS.MC
  • Los que más bajan
    Los que más bajan
    NombrePrecioCambio
    0,410,97%
    PRS.MC
    29,220,92%
    AMS.MC
    4,510,77%
    NHH.MC
    5,430,53%
    POP.MC
    8,830,53%
    BBVA.MC

PUBLICIDAD