Dando Guerrilla

El viral más exitoso de 2012 ya tiene secuela

El canal TNT fue sin duda uno de los grandes triunfadores de 2012 a nivel publicitario, gracias a su impactante anuncio viral llamado "Una dramática sorpresa en una tranquila plaza". Más de 42 millones de personas vieron el vídeo y se quedaron boquiabiertas al ver la reacción que se desencadenaba cuando alguien pulsaba un enigmático botón colocado en un pequeño pueblo de Bélgica.

[Te puede interesar: El botón que te dejará boquiabierto si lo aprietas]

La cadena de televisión sigue con su expansión en Europa, y ahora ha desembarcado en Holanda. Su estrategia para promocionar el lanzamiento en este país está muy clara: tratar de repetir el 'bombazo' del año pasado. Para ello han decidido crear una secuela de la laureada acción de street marketing.

Los elementos fundamentales de la pieza no han variado. Una zona aparentemente tranquila, un botón rojo y unos incautos viandantes que ni se imaginan lo que se les viene encima. Y es que la gran novedad de esta millonaria performance reside en que el público ahora tiene un mayor protagonismo y sus nervios se ponen más a prueba si cabe.

Cuando alguien aprieta el botón le hacen llegar un teléfono y le piden que elija entre azul o amarillo. Al hacerlo, un francotirador dispara a una chica vestida de ese color, de su maletín salen volando cientos de billetes y se desata la locura. El asombrado protagonista es introducido a la fuerza en una furgoneta y llevado a toda velocidad a una prisión donde se está produciendo un violento motín.

La situación no está exenta de dosis de surrealismo, ya que aparecen un Elvis que se lía a tiros y tres personas desnudas corriendo por la calle. Después de vivirse escenas dignas de la mejor película de acción se descuelga el clásico cartel gigante con el slogan de la cadena: "TNT, tu dosis diaria de drama".

La acción resulta visualmente tan impactante como su predecesora, ya que el despliegue de medios es verdaderamente espectacular. Sin embargo, resulta tan parecida en su concepto que se pierde el efecto sorpresa que la convirtió en un éxito. ¿Se cumplirá también en publicidad el dicho cinematográfico de que "segundas partes nunca fueron buenas?"

Aarschot, el tranquilo pueblo que saltó a la fama
El viral lanzado por TNT en 2012 sirvió para que millones de personas conocieran la existencia de Aarschot, la tranquila localidad belga de menos de 30.000 habitantes donde se colocó el botón mágico por primera vez. No sería de extrañar que más de un turista se haya dejado caer por allí para ver con sus propios ojos la plaza donde empezó todo. El lugar puede presumir merecidamente de ser un entorno emblemático a nivel publicitario.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD