Mercados españoles abiertos en 8 hrs 37 min
  • S&P 500

    4.224,79
    +58,34 (+1,40%)
     
  • Nasdaq

    14.141,48
    +111,10 (+0,79%)
     
  • NIKKEI 225

    28.010,93
    -953,15 (-3,29%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1925
    +0,0059 (+0,50%)
     
  • Petróleo Brent

    74,74
    -0,16 (-0,21%)
     
  • BTC-EUR

    26.850,58
    -3.215,33 (-10,69%)
     
  • CMC Crypto 200

    762,93
    -87,41 (-10,28%)
     
  • Oro

    1.784,80
    +1,90 (+0,11%)
     
  • HANG SENG

    28.489,00
    -312,27 (-1,08%)
     
  • Petróleo WTI

    73,40
    -0,26 (-0,35%)
     
  • EUR/GBP

    0,8553
    -0,0037 (-0,43%)
     
  • Plata

    26,04
    +0,02 (+0,06%)
     
  • IBEX 35

    9.051,70
    +21,10 (+0,23%)
     
  • FTSE 100

    7.062,29
    +44,82 (+0,64%)
     

Vender frutas y verduras feas, la brillante idea que arrasa

Cada año se tiran más de 300 millones de toneladas de frutas y verduras por una razón que resulta ridícula: no son bonitas. Las piezas que no cumplen con una estética determinada son desechadas, algo contra lo que se está luchando desde la Unión Europea al haber nombrado 2014 como el año europeo contra el desperdicio de alimentos.

[Te puede interesar: Este carrito de la compra te dejará boquiabierto]

La cadena de supermercados franceses Intermarché se ha sumado a esta iniciativa de una manera brillante, ya que han conseguido que todo el mundo salga beneficiado. Los agricultores porque han podido dar salida a su mercancía, el consumidor porque se ha ahorrado dinero y ellos mismos porque han disparado sus ventas.

Su idea ha consistido en adquirir una gran cantidad de frutas y verduras que nadie quiere, poniéndolas a la venta en sus tiendas con una divertida campaña promocional. Sus protagonistas son la manzana grotesca, la patata ridícula o la berenjena desfigurada, ejemplares poco agradables a la vista pero con un detalle que las hace muy atractivas: cuestan un 30% menos.

Para demostrar además que estos productos tienen la misma calidad que los que lucen una forma perfecta, el supermercado ha hecho sopas y zumos con ellos. Las llamadas ‘frutas y verduras de la vergüenza’ cuentan con su propio espacio en el establecimiento, así como etiquetas y carteles personalizados, para sorpresa de los consumidores.

Los resultados de la acción no han podido ser mejores, ya que los compradores han arrasado con todos los productos ofrecidos. En los primeros dos días de campaña se vendieron 1,2 toneladas de media en cada establecimiento, y la afluencia de compradores se disparó nada menos que un 24%.

Desde Intermarché presumen con orgullo de haber ayudado a combatir el desperdicio de alimentos y a que todo el mundo consuma las 5 piezas de fruta o verdura recomendadas. Aunque detrás de esta iniciativa exista un interés comercial, no se le puede poner ni un ‘pero’. Han demostrado con genialidad que la belleza está en el interior…

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente