Mercados españoles abiertos en 6 hrs 39 min

Superhéroes para luchar contra el cáncer infantil

Dando Guerrilla

Las unidades de oncología infantil de los hospitales son lugares donde se viven increíbles escenas de superación, ya que sus pacientes son niños que se enfrentan a la dura batalla contra el cáncer. Esta lucha es tan meritoria que cualquier acción que sirva para hacerla más llevadera merece todos los elogios, y más aún si es tan brillante como la que está llevando a cabo un hospital de São Paulo.

[Te puede interesar: “The Cancer Slam”, una bonita causa convertida en éxito viral]

El centro A.H. Camargo contactó con la agencia JWT Brasil para que les ayuden a desarrollar alguna acción que cambie la percepción de los niños sobre la quimioterapia. Empezar un tratamiento de este tipo es algo que siempre genera miedo, y los médicos están convencidos de que el primer paso para vencer al cáncer es precisamente creer en el tratamiento.

La genial idea que han tenido ha sido ambientar este traumático proceso como si se tratara de un cómic de superhéroes, presentando la quimioterapia como la fórmula secreta que otorga los poderes especiales a Superman, Batman, Wonder Woman y Linterna Verde.

Lo primero que han hecho ha sido sustituir los soportes donde se coloca la quimio por unas cajas especiales, decoradas con los colores y el logotipo de los superhéroes. De esta manera, en vez de enfrentarse a una bolsa con un inquietante medicamento, los niños ahora ven una fórmula mágica que les ayuda a curarse.

Para reforzar el mensaje han creado unos cómics en los que sus protagonistas sufren situaciones similares a las que viven los niños con cáncer. Para recuperar sus poderes, los superhéroes recurren en la historia a la ayuda de médicos expertos que les facilitan la milagrosa medicina.

Esto ha permitido a los doctores poder explicar a los jóvenes pacientes en qué consiste su enfermedad y cuál es su complicado tratamiento, empleando un lenguaje que ellos pueden entender y que les resulta menos traumático. Nadie pone en duda que estos niños son verdaderos superhéroes, pero gracias a esta acción han conseguido que ellos también se sientan así y encaren con una sonrisa su valiente lucha diaria contra el cáncer. Chapeau...