Mercados españoles cerrados

Qué ocurre cuando IKEA pone un colchón 10 veces más caro en su tienda ante sus clientes

Dando Guerrilla

Qué curioso es el ser humano. Cuanto más caro es algo, más nos gusta”. Con esta afirmación comienza el vídeo de la última acción publicitaria de IKEA, que busca precisamente denunciar esta realidad tan ridícula con una demostración que no admite discusión.

La marca sueca se queja del poco caso que hacen los compradores a sus colchones, pese a tener dos modelos que están entre los cinco mejores del mercado. ¿Por qué pasan casi desapercibidos? Su teoría es que al tener un precio muy bajo, las personas piensan que son de baja calidad. Y ni siquiera los prueban…

[Te puede interesar: El anuncio más espectacular de una tienda de muebles…Y no es IKEA]

Para luchar contra estos prejuicios cogieron uno de estos modelos y le cambiaron el nombre, eligiendo la palabra “Fördomar” (que significa precisamente “prejuicios” en sueco). Pero esta no fue la modificación más llamativa. La marca añadió un cero al precio del colchón, pasando a valer la friolera da 4.449 euros.

Para ver si esta subida increíble de precio suponía un cambio en el comportamiento de los compradores, instalaron cámaras ocultas en la tienda y recogieron las reacciones de los visitantes. Tal y como se esperaban, el colchón pasó a tener una mayor valoración y muchas personas se lanzaron a probarlo.

Resulta divertido ver en el vídeo cómo algunas personas resaltan la calidad del producto, dando por sentado que si tiene ese precio será porque realmente lo vale. Algunos, incluso, se muestran interesados en adquirirlo si se pudiera financiar.

El resultado de la acción es que las pruebas del colchón se dispararon tanto como su precio, y suponemos que también las ventas cuando los interesados descubrieron lo que realmente cuesta.  El ‘gigante’ sueco ha optado en esta ocasión por una acción lowcost, muy distinta a sus spots de televisión, pero que funciona perfectamente para transmitir lo que quieren. Sí, somos así: las personas damos por sentado que si algo es caro es porque debe ser bueno.