Dando Guerrilla

Un increíble anuncio hace que los bebés dejen de llorar

Una compañía japonesa ha lanzado un spot de televisión que muchas madres considerarán el mejor de la historia, ya que posee una cualidad 'milagrosa' y de un valor impagable: consigue frenar el llanto de los bebés. Increíble, pero cierto…

[Te puede interesar: El escalofriante anuncio que ha hecho reflexionar a todo un país]

Lotte, el mayor fabricante nipón de dulces, contrató a expertos de varias disciplinas para crear un anuncio especial para sus caramelos de leche llamados Cafuca. El resultado es una pieza cuyo efecto calmante en los bebés se ha convertido en una ingeniosa y efectiva herramienta de márketing.

La fórmula empleada para frenar el llanto de los más pequeños no es ni magia ni casualidad, ya que se han basado en cuestiones puramente científicas. Los lactantes presentan un continuo interés por lo que les rodea, y posee un reflejo innato que les permite procesar los cambios repentinos que se producen en su entorno.

"Si le das a los bebés estímulos constantes a través de canciones e imágenes, ellos se olvidarán de que están llorando para poder asimilar esos cambios repentinos", asegura Matsumi Suzuki, director del Laboratorio Acústico de Japón y uno de los supervisores del anuncio.

Otro de los secretos que esconde el spot es que emplea tonalidades que están en un rango de entre 6.000 y 7.000 hertzios, lo cual es ideal para los bebés si se combina con pequeñas vibraciones, música de instrumentos de percusión, un xilófono, etc. El 'cóctel' de imágenes y sonidos lo tiene todo para acabar con los llantos de una manera natural y efectiva.

Para demostrar la efectividad del anuncio se realizó un experimento con 52 bebés de entre 0 y 3 años. Cuando se ponían a llorar, les mostraban el sorprendente spot para ver cuál era su reacción. 50 de ellos (el 96,2%) se calmaron instantáneamente y su llanto desapareció. El maravilloso resultado acabó por confirmar que la compañía tenía un filón entre manos.

La empresa ha especificado que, como es lógico, el anuncio no es efectivo cuando un bebé llora porque está enfermo, tiene hambre o hay que cambiarle el pañal. Sin embargo, será de gran ayuda para las madres cuando sus hijos arranquen a berrear sin motivo o porque quieran algo que no pueden tener. Una vez más, la publicidad japonesa consigue sorprender por su originalidad.

Así va la Bolsa

PUBLICIDAD