Mercados españoles abiertos en 3 hrs 52 min
  • S&P 500

    4.567,00
    -88,27 (-1,90%)
     
  • Nasdaq

    15.537,69
    -245,14 (-1,55%)
     
  • NIKKEI 225

    27.965,85
    +144,09 (+0,52%)
     
  • Dólar/Euro

    1,1329
    -0,0010 (-0,09%)
     
  • Petróleo Brent

    70,22
    -0,35 (-0,50%)
     
  • BTC-EUR

    50.384,68
    -512,02 (-1,01%)
     
  • CMC Crypto 200

    1.469,08
    +26,30 (+1,82%)
     
  • Oro

    1.779,60
    +3,10 (+0,17%)
     
  • HANG SENG

    23.796,15
    +320,89 (+1,37%)
     
  • Petróleo WTI

    67,61
    +1,43 (+2,16%)
     
  • EUR/GBP

    0,8510
    -0,0011 (-0,13%)
     
  • Plata

    22,86
    +0,05 (+0,20%)
     
  • IBEX 35

    8.305,10
    -150,10 (-1,78%)
     
  • FTSE 100

    7.059,45
    -50,50 (-0,71%)
     

De buscar comida en la basura con 19 años a tener un negocio de 100 millones de dólares

Sophia Amoruso tuvo una infancia complicada, una adolescencia azarosa y una idea brillante que ha convertido ocho años después en un negocio valorado en 100 millones de dólares. No puede decirse que sea una empresaria común y corriente.

A los nueve años se suponía que sufría trastorno de hiperactividad con déficit de atención (ADD). A los 16 tomaba antidepresivos. A los 18 años, decidió irse a hacer autostop por la costa oeste de los EE.UU. con una serie de conductores de camiones sexualmente agresivos y sobrevivió buceando en los basureros para encontrar comida gratis. A los 19 años fue detenida por robar y no lograba mantener un trabajo más de dos semanas.

Algunos consideran su historia la de una moderna Cenicienta. La propia Amoruso en una de sus últimas entrevistas ha declarado que su vida es bastante fácil de etiquetar: de la pobreza a la riqueza o del basurero a CEO.

Sophia Amoruso (Reuters)
Sophia Amoruso (Reuters)

En 2006, mientras trabajaba en el control de seguridad en una escuela de arte, abrió una tienda en eBay para vender ropa vintage o de época, después de notar que las tiendas similares captaban a chicas como ella en Myspace.

Siendo coherente con los atribulados pasos de su juventud, lo primero que vendió en eBay fue un libro robado y aquello convenció a una joven de 22 años de edad de que tenía que cambiar su vida. Amoruso se reveló como una hábil vendedora. Una de sus herramientas eran las redes sociales. Conectaba con los clientes a través de MySpace. Sabía cómo responder a su competencia porque conocía los gustos de su clientela y pronto su ropa, obtenida rebuscando en almacenes, trasteros de las casas y  tiendas de segunda mano por todo los EE.UU., se vendía a precios increíbles.

Por supuesto, esto no la hizo popular y terminó por ser expulsada de eBay después de una disputa con otros usuarios, que la acusaron de inflar artificialmente sus precios. Pero para Amoruso fue una bendición. Fue el impulso para dar el salto.

SU ASCENSO VERTIGINOSO
Amoruso compró el dominio NastyGalVintage.com - NastyGal.com era propiedad de un sitio porno – e inició su andadura como empresaria del comercio online. Sin nociones de dirección, tenía un ojo para el estilo, la fotografía, las tiendas de segunda mano, y sabía que podía convertir prendas desechadas en algo irresistible utilizando amigos y amigas como modelos.

El negocio empezó a crecer y en 2012 captó cerca de 50 millones de dólares de Index Ventures. Además de vintage, Nasty Gal ahora vende piezas de diseño atrevidas, así como su propia línea exclusiva de ropa. Nasty Gal es una historia de éxito que Amoruso sabe que puede ser perecedera. El día que facturó 1 millón de dólares en efectivo, hizo una fotografía por si acaso el éxito no duraba mucho.

De momento, su imperio de ropa vale más de 100 millones de dólares. Desde sus humildes inicios, hoy emplea a 350 personas en una oficina en el centro de Los Ángeles con una sala de yoga, tiene 550.000 clientes diarios, un millón de seguidores en Facebook y algunos de sus fans son verdaderas celebridades, incluyendo a Cara Delevigne y Rita Ora.

Esta emprendedora quiere ir más allá. Alega que no sólo está vendiendo sus seguidores leales gafas de sol de color rosa, o pantalones cortos cubiertos con fresas. Ella les está ofreciendo un estilo de vida que no convencional. "Quiero hacer más inteligentes a las chicas y crear una comunidad que pueda tener conversaciones".

Y ahora, la fundadora de Nasty Gal ha publicado un libro, #GirlBoss, donde cuenta su historia vital, su proyecto empresarial y su filosofía de la vida. No es un libro de negocios al uso ya que puede considerarse tanto una obra para adolescentes como un sesudo libro de consejos para hacer negocios, una mezcla de estilo ácido y sensible.

De cara al futuro, Amoruso planea abrir algunas tiendas durante el próximo año. Posiblemente empezando por Los Ángeles y quiere seguir mejorando la web, para profundizar la vinculación de sus usuarios y clientes. “Nuestro cliente realmente no distingue entre consumo de contenido, la compra de algo, y contactar con sus amigos en línea. Sólo quiero darle todo tipo de razones para pasar el rato en Nasty Gal".

Respecto a la posibilidad de vender la empresa o aliarse con alguien, nada de nada. Amoruso cree que estar bajo el ala de otra persona puede ser una buena idea en algún momento, y lo consideraría. Pero sabe que no es muy buena empleada, “por lo que tendría que ser alguien muy especial. Me estoy divirtiendo con la autonomía que tengo”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios puedan establecer conexiones en función de sus intereses y pasiones. A fin de mejorar la experiencia de nuestra comunidad, hemos suspendido los comentarios en artículos temporalmente